Diario Digital

Comunidad de Neltume pinta murales con motivos naturales e históricos

La comunidad de esta localidad ha participado activamente en talleres de pintura dictados por la Fundación Huilo Huilo, para luego dar vida a murales con temáticas como la vida silvestre, la familia y episodios de la historia del lugar.

Un grupo de niños, jóvenes y adultos de Neltume, apoyados por la Fundación Huilo Huilo, están dedicados a plasmar el arte del muralismo en algunos inmuebles emblemáticos de esta localidad ubicada en la comuna de Panguipulli, utilizando temáticas como la ecología, los pueblos originarios y la historia del lugar.

Esta semana, una veintena de niños están pintando el exterior de un container que alberga un módulo del Centro Comunitario de Salud Familiar (Cecof) de Neltume, donde la comunidad local recibe atención dental. Es una estructura gris a la que quieren dar un aspecto acogedor, aportando mucho colorido y representando una escena que rescata la importancia de la familia y de la educación dental.

La idea de pintar murales en Neltume partió en noviembre de 2011, explica Tatiana Pérez, organizadora del Festival de Artes Escénicas que se realiza anualmente en esa localidad y profesora de Danza de la Fundación Huilo Huilo. “La iniciativa de los murales surge a través de los talleres de arte que ofrecíamos en la Fundación Huilo Huilo a estudiantes de enseñanza media de la escuela Tierra Esperanza de Neltume”, precisa.

Algunos de estos jóvenes no gozaban de la simpatía de la comunidad, porque pintaban con spray las murallas del pueblo. “Entonces nos pareció que era muy coherente entregarles un taller de muralismo para que pudieran canalizar su necesidad de expresarse”, agrega Tatiana Pérez.

El resultado de este taller fue un mural pintado en una de las paredes de la escuela, donde destacan el bosque nativo de la zona, un chucao y un huemul –cérvido emblemático para la localidad, pues la Fundación Huilo Huilo mantiene un programa para la conservación y reintroducción de esta especie en la zona–.

Luego de esta experiencia, la Fundación ofreció un taller de muralismo abierto a la comunidad, en el marco del Festival de Artes Escénicas que se realizó en Neltume el año pasado. De allí nació un mural en el Museo de la Memoria de Neltume, el que muestra a un hombre y a un puma, representando el respeto que la comunidad tiene por la fauna nativa.

Hasta la fecha, gracias al apoyo de la Fundación Huilo Huilo se han pintado cinco murales en Neltume. Los niños que están pintando el Cecof son dirigidos por el muralista Patricio Albornoz, quien además ha dictado los otros talleres a la comunidad de Neltume.

Albornoz explica que son los propios artistas los que definen las temáticas que abordarán en sus obras. “Es un proceso participativo. La idea es trabajar con la comunidad y que el mural sea un medio de comunicación que logre educar, informar y entretener”.

@ER
Recent Comments