Diario Digital

WWF insta a Marine Harvest a cumplir su compromiso público de retirar producción de salmones de los lagos de Chile

Frente a posible reinstalación de balsas jaulas en lago Ranco

En junio de 2007, la empresa noruega Marine Harvest, parte del mayor grupo acuícola a nivel global, anunciaba al mundo que durante los próximos años retiraría la totalidad de las balsas jaula que utilizaba para el cultivo de salmón en los lagos del sur de Chile, y potenciaría su reciente sistema de centros de recirculación en tierra. El anuncio se hizo tras el lanzamiento del informe de WWF Chile “Salmonicultura en los Lagos del Sur de Chile – Ecorregión Valdiviana: Historia, tendencias e impactos medioambientales”, el cual daba cuenta del frágil estado de los lagos y de la urgente necesidad de que las empresas salmoacuícolas retiraran su producción de ellos.

 

Cinco años han transcurrido desde entonces y la política de la empresa no tuvo las esperadas modificaciones, por el contrario, dos nuevas Declaraciones de Impacto Ambiental, ingresadas en abril del año recién pasado, dan muestra del interés de la compañía por reinstalar balsas jaulas para producción intensiva de salmones, en el lago Ranco, región de Los Ríos.

Al respecto, Ricardo Bosshard, Director de WWF Chile, indicó que “nos cuesta entender el porqué de esta decisión, cuando ya en el 2007 Marine Harvest había reconocido la importancia de los lagos como ecosistemas únicos en el país, según información científica publicada por WWF Chile, y por lo tanto declaró que dejaría de utilizarlos”.

Además, enfatizó Bosshard, “así como en Noruega la producción de smolts en lagos es casi inexistente, y Marine Harvest declara públicamente que transfirió su producción fuera de lagos, asimismo la tendencia es hoy en Chile a salir de los lagos; al menos en salmón atlántico MH es una de las únicas empresas que continúa su producción en estos ecosistemas”.

NOTA:

WWF es la organización de conservación más grande del mundo, trabajando en cerca de 100 países en los últimos 50 años. Con el apoyo de más de 5 millones de miembros en el mundo, WWF trabaja para detener la degradación del ambiente natural del planeta y construir un futuro donde el ser humano conviva en armonía con la naturaleza.

En Chile WWF ha investigado ampliamente los impactos de la producción salmoacuícola y de smolts en lagos, y ha informado a la comunidad a través de 5 estudios de divulgación científica.

 

 

 

 

@ER
Recent Comments