Diario Digital

Espacios abiertos: ¡Bienvenidos!

Macarena Sáez Kramm. Gerente Austral Incuba, Incubadora de Negocios UACh

Muchos sueñan con trabajar en las “oficinas de Google”, en el “IDEA Lab”, eBay o en las famosas dependencias de Apple en Cupertino, California (¡por favor busquen imágenes!).

Nos encontramos con diseños inspirados en coronas circulares de varias plantas que parecen naves espaciales aterrizando, toboganes en la mitad de una sala, una mesa de ping-pong como zona de encuentro para reuniones, un diván en el “área de relax”, bicicletas colgando del techo, iluminación ad hoc y horarios hiperflexibles para promover la vida a escala humana, entre otras cosas.

La globalización, el incremento de interconexiones y el acceso a información sin restricción gracias a Internet, han aportado a esta tendencia obsesiva al trabajo interactivo, tornándose en una necesidad corporativa el hecho de levantar las barreras, ponerle más color a las paredes y vida al diseño que se transforma en un eje protagónico y estratégico de estos conceptos. Asimismo, es un hecho demostrado que estos ambientes más amigables aumentan considerablemente la productividad de los trabajadores, al mejorar la calidad de la vida laboral de las personas, ya que finalmente en estos espacios pasamos más de la mitad de nuestras vidas.

En fin, espacios amplios y entretenidos que promuevan la creatividad, la innovación y el trabajo en equipo son los drivers del momento. Evitar los cubículos y el encierro monótono unicolor se torna en una necesidad de los sistemas modernos que exigen flexibilidad y creatividad frente a las tendencias cambiantes del entorno.

Con este desafío en mente, nos propusimos intervenir la Casa Central de la Universidad Austral de Chile (UACh), ícono histórico del patrimonio arquitectónico de la ciudad. La idea era hacer compatible nuestro discurso de innovar, crear y emprender, con la infraestructura en la que atendíamos a nuestros clientes, y así también el ambiente en el que el equipo de Austral Incuba se desempeña diariamente (cuando no estamos en terreno…).

La primera valla se produjo a la hora de diseñar el sueño y transformarlo en un plano. El encargo fue “queremos las oficinas de google, con columpio incluido, pero en 90m2”. Un desafío que en algunas instancias estuvimos a punto de abortar.

Hoy, luego de ocho meses de arduo trabajo y terminaciones que aún debemos perfeccionar, estamos a punto de alcanzar nuestro sueño en términos de diseño. Disponemos de un espacio amigable, abierto y colorido, que invita al emprendedor a traspasar la barrera de la confidencialidad y a contarnos su proyecto. Austral Incuba ya no sólo cuenta con un equipo profesional idóneo, sino que además su entorno ha sido mejorado y ampliado para brindar una mejor atención a sus clientes y asociados. Asimismo, logramos darle vida a la emblemática Sala El Círculo, lo que nos enorgullece y entusiasma para seguir conectando a la UACh con su entorno por la vía del apoyo al emprendimiento innovador. Agradecemos a CORFO y a la UACh por ayudarnos con este cambio, y quedamos a la espera de los innovadores que quieran conocer la propuesta de valor de nuestra incubadora “con casa nueva”.

¡Ah!, no nos alcanzó para columpio, pero será para la próxima remodelación…

 

 

@ER
Recent Comments