Diario Digital

El peligro de los que atornillan al revés en la gestión municipal

En el último mes hemos visto un Concejo Municipal, en La Unión, que quiere dar muestras claras de unidad a la comunidad. Hasta el momento no se han notado las diferencias políticas o ambiciones personales, sino que los seis concejales y la alcaldesa se han mostrado con la “camiseta de La Unión” bien puesta. Eso es bueno, porque la gente esperaba que se marcara esa diferencia respecto a los años anteriores, porque decían estar bastante cansados con discusiones que no conducían a ninguna parte.

El acuerdo tomado por el Concejo Municipal de asistir en pleno a la reunión anual de la Asociación Chilena de Municipalidades, a realizarse en Viña del Mar la segunda semana de enero del 2013, marca un hito importante en el proceso de querer integrar a la capital del Ranco en el contexto nacional.  Allí, donde se reúnen todos los concejales y alcaldes del país para tomar acuerdos trascendentes, la voz de esta importante comuna de la región de Los Ríos debe estar presente. Si a ello sumamos el hecho de que se impartirán en el marco de la reunión cursos de capacitación sobre materias importantes de la gestión municipal, parece una idea acertada invertir en este viaje especialmente por los cinco nuevos miembros del Concejo que necesitan “empaparse” del conocimiento necesario para la gestión de los próximos cuatro años.

Como medio de comunicación hemos estado presentes en las primeras tres reuniones ordinarias del Concejo Municipal, y hemos constatado el esfuerzo por mantener un espíritu de colaboración sano de todos los concejales, como asimismo la deferencia de la alcaldesa de absoluto respeto hacia las opiniones, sugerencias y peticiones de los seis concejales.

Otro de los acuerdos que nos parecen importantes, es en lo referente a la asistencia a más cursos de capacitación que existan en el futuro. En esta materia el Concejo acordó que cada propuesta se analizará y cuando sea pertinente y por acuerdo común de los miembros, se decidirá a cuales asistir, asumiendo la responsabilidad de informar a la opinión pública sobre estos temas, como asimismo de los resultados, logros y contenidos que en esos cursos se entreguen. Esa muestra de transparencia es valorable por este medio de comunicación, porque deja ver la intención de no gastar el erario municipal  de manera irresponsable.

En fin, si enumeramos, son muchas las muestras de buena intención de cada uno de los concejales con los que hemos hablado y también de la alcaldesa, que si se mantienen en el tiempo permitirán que la comunidad salga beneficiada.

Pero, en medio de todo ello, hay “nubes negras en el horizonte” que podrían opacar todo el esfuerzo del Concejo.  Me refiero a algunos funcionarios municipales -contados con los dedos de las manos- que perece ser consideran al municipio como su pequeña “ínsula” particular, a los que le importan más los criterios personales que el bien común.

“Un poco de lavadura leuda toda la masa”, es un texto bíblico que podemos aplicar en este caso, y serían los que podrían enlodar las buenas intenciones  de la alcaldesa y los concejales. Pero, para tranquilidad de la comunidad, ya los ediles y nosotros como medio de comunicación, hemos identificado en corto tiempo algunos de ellos, por lo que mantendremos especial cuidado y vigilancia sobre su actuar, porque creemos que La Unión se merece la oportunidad de tiempos mejores.

A los que acostumbran atornillar al revés en la función pública, desde esta tribuna le decimos: Si en el municipio todos reman para el mismo lado y dejan de lado el orgullo, las ambiciones, egoísmos e intereses personales, y se comienza a actuar con transparencia, respeto a la sociedad civil y sus organizaciones, con una democracia participativa y de cara al pueblo, sin que nadie se ensucie las manos, esta comuna en breve tiempo podrá alcanzar el nivel que se merece como capital provincial.

@ER
Recent Comments