Diario Digital

Nuevos desafíos para profesionales de áreas administrativas, financieras y contables en Chile

Por Guido Asencio Gallardo, Docente Universidad de Los Lagos, Integrante Artecrea La Unión.

Hoy en día los profesionales se ven enfrentados a un escenario de alta competitividad, donde la única constante es el permanente cambio (Heráclito), influenciado ciertamente por la globalización de los mercados.  Si lleváramos estos cambios a las variables que afectan directamente a los profesionales,  se podría decir que principalmente están ligados a factores tecnológicos, científicos, económicos y otros que indudablemente llevan a alinearse con las tendencias mundiales, buscando múltiples formas de homologar o estandarizar el actuar de las profesiones con el fin de aproximar un lenguaje común entre personas, empresas, instituciones y otro tipo de entidades que dan valor a las naciones.

Chile no es la excepción, siendo uno de los países más globalizados de Latinoamérica y del mundo, donde es sabido sobre la cantidad importante de tratados internacionales que ha sostenido en esta última década, lo cual obliga necesariamente estar a la par con otros países en desarrollo, así como también con los más desarrollados que llevan el liderazgo de sistemas avanzados de gestión que tienen sus resultados en la posición que para algunos puede ser vista como privilegiada desde una mirada netamente económica, donde se evidencian grandes ventajas competitivas para algunos países.  Sin embargo,  si traspalamos tales avances a las relaciones interpersonales entre los profesionales, se puede detectar la existencia de un retroceso significativo, debido a que muchas de las tecnologías tienden a privilegiar la automatización por sobre las relaciones del cara a cara que siempre son fundamentales para entablar un ambiente que va más allá de los resultados económicos que pueden tener las empresas.

En tanto, las empresas de hoy tienen el desafío de alcanzar un sostenido mejoramiento de su  rendimiento, rentabilidad y en el aumento de la eficacia y eficiencia económica, para alcanzar mayores indicadores o razones de productividad corporativa.  Para ello es necesario, reconocer que el desafío debe ser compartido entre los gobiernos y las empresas, procurando generar acciones de forma mancomunada, incorporando aspectos de la globalización de los negocios, regulación de mercados y dominio de tecnologías blandas (conocimientos especializados), donde resulta imprescindible la labor de los profesionales de las áreas administrativas, financieras y contables.

Por lo anteriormente planteado, resulta trascendental la labor de los profesionales de las áreas administrativas, financieras y contables de nuestro país, puesto que,  principalmente son ellos quienes entran constantemente en el difícil proceso decisorio de las entidades, ya sea en el ámbito público o privado donde se desempeñen.  Para ellos, se vienen también desafíos importantes, debido a que las ciencias administrativas, financieras y contables se encuentran en un proceso de convergencia, donde las decisiones respecto a la interpretación de la información cuantitativa que están acostumbrados a analizar, se encuentra sufriendo un cambio verdaderamente paradigmático, lo cual implica  incorporación de un fuerte componente cualitativo a dicha información.

Estas son las llamadas Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF o IFRS en inglés), las cuales implican la estandarización internacional de los estados financieros acogiendo nuevos criterios y herramientas de carácter financiero-contable que llevarán necesariamente a capacitar a los nuevos profesionales de las áreas indicadas.

Por su parte, el Colegio de Contadores de Chile en conjunto con otras entidades como las Superintendencias y el Banco Interamericano del Desarrollo (BID), ha sido un ente fundamental en el proceso de convergencia, reconocido por su pericia profesional a nivel nacional existen muchos colegiados trabajando en el proceso normativo.


@ER
Recent Comments