Diario Digital

Estudiantes de la región se internan en el mundo de la ciencia

Visita a lechería y reconocimiento de flora y fauna desataron gran curiosidad entre los jóvenes.

Como experiencias altamente enriquecedoras han sido calificadas las actividades organizadas por Chile VA!, campamento científico que reúne por estos días en la localidad de Llifén a 120 estudiantes de tercero medio de distintos establecimientos municipales y particular subvencionados de la región de Los Ríos.

En la jornada de ayer los Jóvenes se trasladaron hasta Futrono, para visitar la planta lechera de Quesos Quillayes, oportunidad en que realizaron un recorrido por la lechería de ovejas de la empresa, en donde fueron recibidos por la jefa de planta, Jacqueline León, quien invitó a los jóvenes a recorrer la sala de ordeña para que conocieran in situ el proceso extracción de leche para la elaboración de quesos gourmet.

Una vez culminado el recorrido los alumnos efectuaron diversas preguntas vinculadas con el proceso de crianza y mantención de los ovinos, despejando dudas e inquietudes respecto a la producción de quesos. Concluida la ronda de preguntas, la jefa de planta de la lechería ovina, invitó a los estudiantes a seguir siendo curiosos y a tener iniciativa, enfatizando que ésta es la única forma que existe para poder innovar en ideas y tecnología.

Al mediodía los estudiantes se reunieron en el auditórium del Liceo Rural de Llifén para sostener un encuentro con el director de la carrera de Conservación y Recursos Naturales de la UACh, Doctor en Ecología y Conservación Iván Díaz, quien de forma lúdica relató su experiencia de vida en torno a la ciencia.

En la oportunidad Díaz compartió parte de su historia personal con el objetivo de incentivar a los jóvenes a desarrollarse en esta área, manifestando que las limitantes socioeconómicas se pueden derribar si es que se siente verdadera pasión por lo que se realiza. “Siempre hay dificultades, pero lo importante es que los chicos traten de cumplir sus sueños aún cuando en el camino se le presenten adversidades”, enfatizó.

El académico igualmente dio a conocer algunas características del trabajo que realiza y las implicancias que este tiene para el reconocimiento de nuevas especies y su proceso de conservación, añadiendo que esta área del conocimiento aún tiene un largo camino por descubrir, puntualizando que la ciencia y la investigación son procesos apasionantes por lo cuales vale la pena aventurarse. “Esta experiencia me ha parecido muy enriquecedora, es muy motivante ver la curiosidad y ganas que tienen los chicos de conocer las cosas que hacemos y ver que se puede aportar a la formación de estos jóvenes es muy gratificante”, precisó el docente de la UACh.

Durante la tarde, las orillas del Lago Ranco fueron el centro de atención de los alumnos, quienes efectuaron un trabajo de observación y reconocimiento de la flora y fauna que cohabita la zona lacustre, la actividad generó gran entusiasmo y curiosidad en los adolescentes, quienes con el apoyo del académico identificaron distintas especies.

Los estudiantes por su parte agradecieron la conversación sostenida con el docente, coincidiendo en que su experiencia de vida les sirve de ejemplo para seguir avanzado en sus estudios. Igualmente agregaron que la visita al lago les hizo ver que hay muchas áreas que investigar y que aún quedan especies por descubrir.

 

 

@ER
Recent Comments