Diario Digital

La importancia de la educación parvularia

Sr. Director:

Sergio Pantoja tiene 30 años, vivió toda su infancia en un hogar de menores y asistió a un jardín infantil de la JUNJI durante la década de los ochenta. Hoy, convencido de lo importante que fue la educación parvularia en la consecución de sus metas, que lo tienen a cargo de una tienda en una importante cadena de zapaterías, matriculó a sus tres hijos en el jardín Millaly, de la comuna de Hualpén.

La historia de Sergio entrega significativos argumentos para convencer sobre la importancia de la educación parvularia a las familias del 60% de los niños más vulnerables que no asisten al jardín infantil (Casen 2011), ya que según argumentan mayoritariamente sus padres, no es necesario, pues ya están cuidados en sus casas.

Pero la educación parvularia no es sólo sinónimo de cuidado. Está comprobado que la estimulación temprana y una nutrición adecuada como la que entregan los jardines de la JUNJI son determinantes en el desarrollo cognitivo, emocional y social de quien la recibe. Un niño que asiste al jardín infantil tiene más y mejores herramientas para enfrentar con éxito los sucesivos niveles de la educación y más adelante su incorporación al mundo laboral.

 

Por otra parte, mientras sus hijos están en manos especialistas, las madres pueden dedicarse con mayor atención a sus estudios o buscar trabajo con mayor tranquilidad.

 

Convencidos de este doble impacto en la superación de la pobreza es que seguimos trabajando para que ningún niño que lo necesite quede sin educación parvularia. Este año ampliaremos en más de 17 mil nuevos cupos nuestra oferta pública y continuaremos aumentándola, formando niños felices hoy y ciudadanos con más oportunidades en el futuro.

 

María Francisca Correa

Vicepresidenta Ejecutiva de la JUNJI

 

@ER
Recent Comments