Diario Digital

Jardines seguros

El año pasado se registraron 303 robos a nivel nacional en jardines infantiles. Los principales afectados por estos hechos delictuales son los mismos niños y sus familias. Cuando los jardines sufren un asalto, deben permanecer cerrados durante toda la jornada para ser reparados, los niños no asisten a clases y muchos padres no pueden ir al trabajo porque no siempre tienen con quien dejarlos. Además está la pérdida en mobiliario y materiales: el año pasado la Junji invirtió cerca de $60 millones en reparaciones y reposición por robos en este tipo de recintos.

Ante esta realidad, el Ministerio de Educación, en conjunto con la Junji implementará un plan de medidas antirrobos con el objeto de ponerle un alto a estos delitos que sólo entorpecen la formación integral de nuestras niñas y niños.

 

La aplicación de este plan que se llevará adelante de forma progresiva en 430 jardines de Chile, incluye medidas como el cambio del cierre perimetral por mallas transparentes y más altas, la instalación de alarmas de ruido, reforzamiento de las protecciones de las ventanas, coordinación entre las autoridades del jardín, apoderados, vecinos del sector y carabineros, quienes realizarán rondas periódicas y la contratación de guardias de seguridad certificados por el OS10 de Carabineros.

 

Como Gobierno no podemos desentendernos de esta problemática, por lo que nuestra preocupación la estamos manifestando con acciones concretas que dan cuenta de un compromiso con las comunidades educativas, las familias y en especial con los párvulos que están en una etapa sumamente importante donde el cuidado y la entrega de una educación en recintos con infraestructuras adecuadas y acorde a sus necesidades, no pueden fallar. Estamos confiados que este programa permitirá entregar tranquilidad a las educadoras y a los padres de los niños que se educan en estos establecimientos, pero asimismo solicitamos su colaboración para reforzar las medidas que permitan mantener o disminuir las cifras de robos en nuestra región.

 

Los jardines son un foco de desarrollo para las comunidades, que hay cuidar y proteger para que las futuras generaciones puedan recibir educación en ambientes seguros, amables y con toda la implementación pedagógica que se necesita. Queremos que más niños asistan al jardín porque es aquí donde comienza a nivelarse la cancha y a eso apunta este plan, a entregar mayores seguridades y tranquilidad para que más padres matriculen a sus hijos a este nivel educativo, que es donde se sientan las bases del desarrollo.

 

Esta iniciativa se enmarca en el Plan Escuela Segura, lanzado recientemente por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera que busca fortalecer en todos los colegios del país las medidas para prevenir y proteger a los estudiantes de todo tipo de riesgos, entre ellos el bullying o el abuso sexual. La idea es potenciar una cultura, un ambiente de constante prevención y cuidado en todos los establecimientos.

 

Cuando existe falencia de acciones preventivas y de participación escolar al interior de los establecimientos, lamentablemente son los alumnos los más perjudicados con ello. Es por eso que este Gobierno tiene a esta temática en el centro de sus prioridades. Nuevas leyes, como la Ley contra la Violencia Escolar promulgada en 2011 o nuevas instituciones como la Superintendencia de Educación Escolar que tendrá como misión fiscalizar la infraestructura de los colegios y los la existencia y aplicación de protocolos de riesgos, serán fundamentales en este esfuerzo. Por supuesto, la colaboración de toda la comunidad escolar, es una condición necesaria para lograr tener jardines, escuelas y liceos seguros para los niños.

 

 

 

@ER
Recent Comments