Diario Digital

Pensar a futuro, un incentivo para forestar

José Carter Reyes, Director Regional CONAF Los Ríos

Para el Ministerio de Agricultura y para CONAF, es muy importante que los dueños de predios foresten o planten.

La forestación, en especial en las pequeñas y medianas propiedades, permite valorizar la tierra a través de la creación de plantaciones, que para muchos pequeños propietarios significa una caja de ahorro, fuente de provisión de energía verde como la leña, y por cierto, madera para múltiples usos.

 

La forestación ayuda además a proteger los suelos de la erosión; son refugios para faunas y un beneficio adicional como es contribuir a la fijación del carbono.

 

Los árboles, y por ende los bosques, son grandes resumideros de carbono, proceso que llevan acabo en forma silenciosa todos los días a través de la fotosíntesis, liberando oxigeno y fijando el carbono en un producto que denominamos “Madera”. La madera es puro carbono fijado de la atmosfera. Mientras más sanos y jóvenes los árboles, más carbono fijan.

 

Por otra parte, la forestación también puede contribuir a la matriz energética a través de plantaciones dendroenergéticas o energía verde o cero carbono, es decir, a reemplazar energía que se produce a través de combustibles fósiles, que contaminan y es más cara.

 

En resumen, la forestación puede contribuir a la economía familiar, local y regional. Sin ir más lejos, en la región existen estudios preliminares que indican la existencia de alrededor de unas 82 mil hectáreas de suelos de aptitud forestal que se pueden forestar y cuya propiedad está en manos de pequeños y medianos propietarios. En tanto, cada hectárea forestada en la región significa encadenamiento productivo que parte desde el vivero hasta la transformación de la madera en productos que llegan a nuestras casas.

 

Para tener más y mejores bosques, el Gobierno de Chile tiene vigentes dos cuerpos legales; La Ley de Bosque Nativo, que en el último concurso Los Ríos fue la segunda a nivel nacional en otorgar más beneficios, y la forestación a través de la Prórroga del DL 701.

 

Es verdad que mucha gente y agricultores asocian al DL701, como el instrumento que incentiva solamente plantaciones exóticas, pero la realidad es que si un propietario decide plantar con especies nativas, entonces el Estado lo premia con una bonificación mayor si hubiese plantado con otra especie como ejemplo Pino Radiata.

 

Adicionalmente, el Gobierno el año pasado ha dado señales importantes como reconocer la calidad del “mediano propietario”, preocupándose no sólo de los pequeños campesinos. Cabe señalar que si forestan los pequeños propietarios tienen un incentivo de 90% de bonificación, un mediano propietario de 75% y otros de un 50% de bonificación.

 

La Región de Los Ríos tiene terrenos disponibles para forestar, por tanto, para seguir avanzando y teniendo réditos económicos, forestar es más que una buena opción. Como dice nuestro eslogan, “forestar es crecer y le da valor a la tierra”, pero para ello hay que atreverse.

 

 

 

@ER
Recent Comments