Diario Digital

Superintendencia de Educación Escolar: más transparencia y fiscalización

Por Carlos Crot Pérez

Seremi de Educación Los Ríos

Como parte de la ley de Aseguramiento de la Calidad, la Superintendencia de Educación Escolar se concibe como una institución que vela para que todos los estudiantes del país cuenten con un colegio en buenas condiciones y para que los recursos que entrega el Estado se usen efectivamente en la educación de los niños.

Uno de los principios fundamentales que rige a esta nueva institución es la transparencia, por lo que se ha anunciado la disposición en la página del ministerio, de información detallada de las faltas y sanciones de cada colegio del país. Esta nueva herramienta consiste en una ficha online en la que los alumnos y sus familias podrán monitorear el estado de su establecimiento, respecto a las áreas que la Superintendencia fiscaliza.

Dentro de las principales tareas de esta nueva entidad está el inspeccionar que todos los establecimientos cuenten con una infraestructura adecuada, con niveles de seguridad de acuerdo a la normativa vigente y verificar el buen cumplimiento de aspectos administrativos como los pagos de cotizaciones, sueldos y la certificación de título de los profesores.

Esta nueva institución tendrá también sus puertas abiertas a toda la comunidad escolar, para que cada papá, profesor o alumno que tenga una denuncia pueda hacerla llegar, la cual será investigada para llegar a soluciones o mediaciones cuando corresponda.

Aunque el ánimo de la Superintendencia no es sancionar ni cerrar colegios, ante incumplimientos a la normativa, se usarán todas las atribuciones de las que disponga, las que van desde amonestaciones, multas, la inhabilidad del sostenedor, la privación de la subvención y la revocación del reconocimiento oficial del colegio.

En ese sentido, el Mineduc ya ha avanzado en materia de fiscalización. Entre 2009 y 2011 se ha aumentado al doble el número de inspecciones a colegios, llegando a 34 mil y además se han incrementado en cinco veces las sanciones aplicadas, alcanzando las 5 mil.

Hay que recordar también que existe una fuerte correlación entre un colegio que tiene múltiples sanciones y su nivel de aprendizaje. Un colegio que no está haciendo las cosas bien desde el punto de vista administrativo, que no le paga a sus profesores o que no se preocupa de su infraestructura y mobiliario es, la mayoría de las veces, un colegio que tampoco está entregando una educación de calidad.

Por eso estamos seguros que esta institución será un gran aporte para las familias y la educación en Chile. El próximo año, cuando también esté en funcionamiento la Agencia de la Calidad, contaremos con un sistema que fiscalizará y velará por mejoras integrales en los colegios, tanto desde el punto de vista de la infraestructura y el buen uso de los recursos, como desde el punto de vista de la calidad de la educación.

 

 

@ER
Recent Comments