Diario Digital

El reflejo de un trabajo bien hecho y una motivación para seguir trabajando

Por Claudio Mansilla Alt, seremi de Gobierno

Durante los últimos dos años tanto la pobreza como la pobreza extrema han disminuido en nuestro país, gracias al esfuerzo realizado por todos los chilenos y por las políticas sociales desarrolladas por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

A nivel nacional la pobreza, entre 2009 y 2012 disminuyó del 15,1% al 14,4% y la pobreza extrema que afectaba a un 3,7% de los chilenos cayó a un 2,8%.

 

En la región de Los Ríos la evaluación también es positiva, la pobreza bajó de un 20,4 a un 17,5% y la pobreza extrema de un 6,1% a un 3,0%. Sin embargo Los Ríos sigue siendo una de las regiones con más pobreza a nivel nacional, ubicada en el tercer lugar después de La Araucanía y Biobío, una razón para potenciar las políticas sociales a nivel regional y trabajar para que los números sigan bajando.

 

Las cifras son alentadoras, principalmente porque se revirtió la tendencia al alza del período 2006 – 2009 y que se extendió hasta el 2010 como consecuencia del terremoto.

Los datos entregados por la encuesta Casen muestran que hemos logrado reducir los índices de pobreza y también los de desigualdad. En el tema de la desigualdad se trata de una cifra histórica que se logró principalmente gracias a los 700 mil nuevos empleos que el Gobierno del Presidente Piñera ha creado durante sus dos años de Gobierno, lo que se ve reflejado en una mejora en la calidad de vida de muchos chilenos.

La estabilidad económica, el aumento del empleo y las políticas sociales creadas durante el Gobierno del Presidente Piñera son las principales causas de esta baja en el número de personas que viven en condición de pobreza. Sin embargo el desafío es más grande todavía, como Gobierno queremos alcanzar el desarrollo y terminar con la pobreza extrema, porque no se puede hablar de dignidad se aún existen personas que viven con menos de $40.000 mensuales.

 

La meta específica es lograr que la pobreza extrema caiga a menos de 1% y ya están en práctica mecanismos para lograrlo. Además de seguir potenciando el aumento del empleo a través del emprendimiento, en septiembre comenzaremos la entrega del ingreso ético familiar, programa que cambia radicalmente la propuesta de esta dura batalla que el Gobierno esta dando a la pobreza.

 

Creo que los resultados de la encuesta Casen reflejan el esfuerzo adicional que ha hecho nuestro Gobierno por las personas más vulnerables. La estabilidad económica, la baja en el desempleo y la disminución de la pobreza y la desigualdad son cifras que confirman que se está trabajando por construir un mejor Chile, ese trabajo sí tiene frutos y se comienza a expresar en la gente que lo necesita.

Como Gobierno sin duda existe alegría por los avances en reducción de pobreza y desigualdad, pero no estamos satisfechos, todavía queda mucho por hacer, por lo que vamos a seguir trabajando con más fuerza que nunca.

 

 

 

 

@ER
Recent Comments