Diario Digital

Cumpliendo con el objetivo de derrotar la pobreza extrema

Por Claudio Mansilla Alt, seremi de Gobierno

Durante las últimas semanas, hemos visto como diputados y senadores discutieron en relación al monto que debe tener el sueldo mínimo, quizás perdiendo el foco de qué es lo que realmente importa: mejorar la calidad de vida de los chilenos más vulnerables del país.

Y en ese sentido, el Gobierno, cumpliendo sus compromisos y con el objetivo de derrotar la pobreza extrema comenzó a trabajar en un nuevo beneficio: el bono a la mujer trabajadora.

Este beneficio es parte del ingreso ético familiar y está destinado a trabajadoras dependientes o independientes que tienen entre 25 y 60 años de edad, pertenecen al 30% más vulnerable de la población y ganan menos de $300.000

Las mujeres ya pueden postular a este beneficio, quienes lo hagan durante el mes de julio podrán recibir desde septiembre y por cuatro años, una ayuda extra de hasta $34.000 mensuales.

La mujer de la región de Los Ríos es reconocida por su fortaleza y perseverancia, por ser un pilar de la familia, es por esto que su rol es clave para salir de la pobreza y eso se logra cuando ésta consigue un trabajo.

Este beneficio es parte del ingreso ético familiar, un beneficio social del Estado, impulsado por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera que permitirá mejorar las condiciones de vida de las 170 mil familias que viven en pobreza extrema en nuestro país, gracias a un aporte que puede alcanzar los $53.000 mensuales.

El ingreso ético se basa en tres pilares fundamentales, dignidad, deberes y logros. Tres características que son necesarias que todo chileno cumpla con el fin de construir en conjunto un mejor país, un Chile desarrollado y sin pobreza.

Pero de la misma manera que para recibir el ingreso ético se exige cumplir con responsabilidades, como Gobierno debemos asumir nuestro compromiso de proteger el empleo y aumentar el salario mínimo.

En este sentido nos atrevimos a proponer una reajuste del 6% que aumenta en $11.000 el sueldo mínimo y tiene la capacidad de aumentar el ingreso y no poner en riesgo la empleabilidad, protegiendo a la sociedad chilena de una crisis económica internacional y potenciando el crecimiento económico.

Además este proyecto de ley que ya fue aprobado y ahora sólo debe ser promulgado por el Presidente Sebastián Piñera, también implica un reajuste en las asignaciones familiares y maternales del sistema único de prestaciones, apuntando directamente a quienes más necesitan y siendo un aporte para el gran desafío de derrotar la pobreza extrema.

 

 

 

@ER
Recent Comments