Diario Digital

Derechos humanos

Ninguna circunstancia ni contexto es justificable cuando se trata de violación a los derechos humanos. En esta materia la teoría del empate no tiene ninguna cabida y el consenso en este contexto es tan amplio que existe una Declaración Universal de Derechos Humanos que explica en su artículo 3º que todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona; y en el artículo 5º que nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Partiendo de esta Carta donde se plasman los principios básicos y fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana, es que surge la extrema preocupación por las opiniones emitidas por la Directora de DIBAM, quien parece no comprender estos principios básicos ni la función del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Al expresar que se omiten antecedentes que generaron las violaciones a los derechos humanos, olvida que lo importante y fundamental es resguardar siempre el respeto a la vida y dignidad de las personas, el valor del ser humano.

En este caso, la misión del mencionado museo, tal como lo expresa su directorio, es promover la conciencia pública sobre violaciones masivas y sistemáticas, labor que desde su creación ha cumplido cabalmente. En especial porque uno de sus objetivos es justamente evitar que esto vuelva a ocurrir en nuestro Chile.

De allí que las expresiones vertidas por la Sra Magdalena Krebs provoquen esta extrema preocupación. En especial porque alguien que ocupa la dirección de Bibliotecas y Museos, debe tener una visión clara sobre el rol del museo en cuestión, y en especial, comprender que cuando se producen violaciones a los DDHH no existen dos, o varias posturas. Sólo hay una: absoluto rechazo, independiente del contexto.

Si la Sra Krebs considera que la falta de antecedentes dificulta la comprensión del mensaje generando una visión incompleta, creo que debiera dar un paso al lado y renunciar. En este tipo de situaciones el mensaje es único: un irrestricto respeto a los DDHH por sobre todas las circunstancias.

En una materia tan delicada, es preciso que los ministros de Educación y Cultura, Harald Beyer y Luciano Cruz -Coke respectivamente, emitan su pronunciamiento y soliciten la renuncia a la directora de Dibam, quien con sus opiniones ha demostrado ser incompetente para este importante cargo.

Para resguardar la sana convivencia, y fortalecer nuestra democracia se requiere entender que la dignidad de la persona es fundamental como también el derecho a la vida. Si entendemos eso podremos avanzar y evitar los horrores provocados en tiempos de dictadura como la desaparición de compatriotas, torturas y ejecuciones se vuelvan a repetir.. Ese es el principal rol del Museo de la Memoria, recordarnos nuestro reciente pasado y motivarnos a trabajar para que nunca más en Chile se cometan delitos de lesa humanidad.

 

 

Alfonso De Urresti

Presidente Comisión Cultura

Cámara de Diputados

 

@ER
Recent Comments