Diario Digital

Educación, un derecho de todos

Por Claudio Mansilla Alt, Seremi de Gobierno

El Presidente Sebastián Piñera firmó el proyecto de ley que crea un nuevo sistema de financiamiento estudiantil. El proyecto establece la salida de la banca y deja al Estado como proveedor de los fondos, sin intermediarios. Esto es un paso fundamental para dejar de hacer de la educación un bien de consumo y evitar el lucro a través de ella.

El financiamiento de la Educación es un tema que preocupa al Gobierno desde su primer año de gestión, en su programa de gobierno, el Presidente Sebastián Piñera estableció como objetivo el perfeccionamiento del sistema de financiamiento estudiantil, y hoy se está dando un gran paso en el cumplimiento de esta meta.

El proyecto de ley firmado por el Presidente junto con el ministro de Educación termina con la discriminación, ya que no se harán diferencias con el tipo de institución y existirá una tasa de interés única del 2% anual, se verán favorecidas el 90% de las familias de Chile.

El poder acceder a la educación superior no debe estar restringido únicamente a quienes tienen los recursos económicos como para pagar una universidad, el proyecto de ley puede llegar a beneficiar a más de 160 mil estudiantes de Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica y 80 mil alumnos universitarios.

Con este nuevo sistema de financiamiento la persona comenzará a pagar cuando empiece a trabajar y la cuota será de acuerdo a su ingreso, nadie pagará más del 10% de su sueldo.

¿Y qué pasa si una persona queda cesante? El pago de las cuotas del crédito no será una preocupación ya que si la persona no recibe ingresos, no debe pagar mientras se encuentre en esa situación. Además una vez que se hayan cancelado 180 cuotas, si queda un saldo pendiente, será condonado por el Estado.

Además de este proyecto, se planteó reforzar el sistema de becas, los estudiantes que pertenezcan al tercer quintil podrán por primera vez acceder a este beneficio.

Sin duda se trata de un proyecto hecho a la medida de las capacidades y necesidades de nuestros jóvenes. Se plantea un sistema de financiamiento de la educación superior que viene a construir una sociedad de oportunidades y busca que ningún joven quede fuera de la educación superior por falta de recursos.

 

 

 

@ER
Recent Comments