Diario Digital

Un llamado a la reflexión

Por Claudio Mansilla Alt, seremi de Gobierno

Un crimen, cualquiera sea su naturaleza, merece el más enérgico repudio de la sociedad y que la justicia castigue con el máximo rigor de la ley a los responsables de tal acción.

Sin embargo, la muerte del joven Daniel Zamudio debido a su orientación sexual es un llamado de atención profundo a todos los chilenos y chilenas; un llamado a reflexionar acerca de nuestro actuar cotidiano frente a los que piensan distinto, ante los que profesan otra religión, ante los que tienen otro color de piel, en fin, un llamado a aceptar la diferencia del otro por el sólo hecho de ser persona.

El Presidente Piñera dio a conocer el compromiso total del gobierno contra toda discriminación arbitraria, lo que implica reimpulsar por parte del Ejecutivo el proyecto de ley antidiscriminación que se discute en el Congreso Nacional desde el año 2005.

Probablemente la promulgación de una ley no terminará con acciones tan reprochables como la ocurrida durante estos días, pero sin duda que el Estado se hará cargo de promover la tolerancia y el respeto a la diversidad entre la población chilena, y también castigar a quienes cometan actos discriminatorios arbitrarios, que incluso pueden ser tan violentos como el ocurrido con Daniel Zamudio.

Considero que la ley también servirá para provocar un cambio de actitud de los chilenos frente a la aceptación de personas y grupos diferentes, pues la discriminación y la intolerancia forman parte de nuestra cultura y operan de manera inconsciente como estereotipos, prejuicios, valores o creencias que se aceptan y aplican cotidianamente, sin mayores cuestionamientos.

Sin lugar a dudas que la sociedad chilena aún tiene mucho que avanzar para llegar a ser un país más tolerante, más inclusivo, pero quizás los chilenos y chilenas lamentablemente necesitamos que ocurra una desgracia para poder mirarnos a los ojos y sentarnos a dialogar para buscar caminos que nos conduzcan a ser más respetuosos del otro.

El Presidente Piñera ya ha reafirmado el compromiso del gobierno para sacar adelante la mencionada la ley, por lo que se espera que pronto actos discriminatorios relativos a origen étnico, religioso, género u orientación sexual sean sancionados legalmente, y a su vez existan las políticas públicas que promuevan la tolerancia.

 

 

@ER
Recent Comments