Diario Digital

Presupuestos participativos en La Unión: una alternativa moderna para decidir el futuro de los recursos municipales

Escrito por Andrés Noriega Soto – Trabajador Social

A mediados del 2011 sale a la luz pública una noticia local que no dejó indiferente a ningún ciudadano unionino. El concejal Waldemar Sepúlveda en una entrevista a El Ranco.cl realiza una crítica hacia su propio municipio y principalmente hacia la alcaldesa Srta. Hilda Carvallo. En dicha entrevista el concejal de RN pone en tela de juicio que la comuna tenga en caja 900 millones de pesos, que a esa fecha no habían sido asignados hacia la comuna. Más allá de saber si finalmente esos dineros fueron utilizados o no, el concejal pone sobre la mesa varias alternativas y/o soluciones de cómo y dónde ocupar dicho presupuesto, mencionando entonces temas como el alumbrado público, un balneario en el sector de Cocule e incluso la instalación de ascensores en el edificio Consistorial.

Esta situación nos hace pensar dos cosas. La primera es que existe confusión respecto a la forma de distribuir los recursos municipales que se destinan hacia la comunidad al interior de nuestra administración local; y en segundo lugar, esta misma situación, provoca la sensación de falta de transparencia hacia la comunidad unionina, que en ningún caso es bueno para nuestra democracia que -dicho sea de paso- tanto costó recuperar. Sin desmerecer aquellas iniciativas del concejal, lo que queda por preguntar es lo siguiente, ¿quién debería ser el ente que decida el destino de las arcas municipales?.

En año 2001 la comuna de Cerro Navia pone en marcha una novedosa iniciativa democrática nunca antes explorada en Chile, nos referimos al “Presupuesto Participativo”, el cual nace a fines de los años ochenta en Porto Alegre (Brasil), expandiéndose rápidamente hacia América Latina y Europa, siendo utilizado sin distinción política en municipios tanto de izquierda como en los de derecha. Este instrumento es considerado fundamentalmente como un proceso donde la ciudadanía puede contribuir a la toma de decisiones en relación a presupuesto municipal en coordinación con el municipio que es el órgano encargado de implementarlo, donde lo más llamativo es que se le otorga espacio a la deliberación tanto de los proyectos diseñados por la misma ciudadanía y a la decisión donde generalmente los ciudadanos mayores de 15 años son quienes pueden ir a votar popular y masivamente a las urnas. En la actualidad casos tan cercanos como Puerto Montt, Frutillar, Río Negro y Lautaro lo ejecutan, y los resultados han quedado a la vista en el sentido que los niveles de participación aumentan, se fortalecen las redes sociales, se transparentan los recursos públicos y provocan un acercamiento de los ciudadanos con las autoridades locales y los funcionarios.

La Unión puede tener la oportunidad de ser pionera en la implementación de Presupuestos Participativos en la región, ya que como podemos apreciar, los recursos están puestos sobre la mesa, solo falta saber “como canalizarlos” de la mejor forma hacia la comunidad y que no sea la manera tradicional la que predomine, donde nuestros representantes sean los únicos capaces de decidir sobre esto. Como muchos de nosotros sabemos, la democracia representativa está en crisis y esto se debe al alejamiento de los representantes respecto a las preocupaciones de la ciudadanía, es por esta razón que existe en nuestra realidad política local y regional, la necesidad urgente de complementar nuestra democracia representativa con una más participativa, y es justamente aquí donde el Presupuesto Participativo toma fuerza y se transforma en una herramienta viable e innovadora. Si miramos nuestra realidad como comuna, en La Unión la política local nunca ha tenido grandes cambios para democratizarla, ni mucho menos para incluir a la ciudadanía en temas atingentes de ciudad. Que no haya miedo: el Presupuesto Participativo es una practica confiable, pero lamentablemente no existen condiciones legales para promoverlo, por lo tanto su implementación queda bajo decisión política del alcalde. Siempre en nuestra comuna ha predominado el ruido y las nueces han sido escasas, es tiempo de hacernos parte de los verdaderos procesos democráticos que en la actualidad se nos brindan, y reitero, tenemos la oportunidad de brindar el ejemplo para las demás comunas de la Región de los Ríos. Son realmente muy pocas las comunas que han implementado esta novedosa modalidad participativa, necesitamos un nuevo trato como ciudadanos y que la gestión de nuestra administración local se modernice y se gestione de una vez por todas eficientemente.

La pregunta final es ¿querrá la futura autoridad local implementarlo? A juicio personal, eso dependería de nosotros como ciudadanos exigirlo, sobre todo si las convicciones políticas de la siguiente autoridad local están puestas sobre el corazón de la democracia.

 

 

@ER
Recent Comments