Diario Digital

El Caulle. La tragedia de la ineficiencia

12 enero, 2012

Por Juan Gabriel Valdés

Los incendios ocurridos la semana pasada en la zona de Torres del Paine y en Bío Bío constituyen una tragedia para todo el país. Han significado un daño enorme al patrimonio natural de Chile y han traído sufrimiento a centenares sino miles de chilenos, destruyendo su propiedad y amenazado su trabajo.

Lo que no puede suceder sin embargo, es que ellos releguen a un segundo plano otra desgracia natural: el daño enorme que las cenizas del cordón Caulle están causando a la salud, la producción y el futuro de miles de habitantes de nuestra región. No solo debemos insistir en todos aquellos ámbitos institucionales en los que sea posible hallar apoyo, sino que debemos interrogar aquellas deficiencias que han demorado la adopción de medidas que hoy parecen obvias.

La situación no requiere de mayor descripción. Todos sabemos hoy que las cosechas de berries y de frambuesas provenientes de los agricultores de la zona de la erupción del Cordón Caulle, no están aptas para ser comercializadas. Se perderán más de dos mil toneladas de frambuesas y ni siquiera la pulpa del fruto podrá introducirse en el mercado. Nadie discute hoy, y hay informes del INIA que así lo señalan, que las cenizas traerán daños a la salud animal, afectarán la calidad de las aguas y amenazarán pastizales y forraje durante el verano. No se está seguro respecto del daño que esto puede introducir en la salud humana y se anuncian investigaciones para determinar si hay metales en las cenizas.

Uno no puede dejar de preguntarse porqué si en Junio pasado nuestros vecinos argentinos mostraban ya con claridad la tragedia que podían traer las erupciones volcánicas, las autoridades del sector agrícola chileno mostraron una displicencia tan pasmosa ante la amenaza. El ex Ministro Galilea declaraba en Julio que “la situación no era compleja” , y que no ameritaba tomar medidas drásticas como emergencias agrícolas. Habían incluso declaraciones tranquilizantes: un director de servicio declaraba a la prensa que “no había que temerle a las cenizas porque a la larga beneficiaban el suelo”. No se puede dejar de decir tampoco, que el nuevo Ministro de Agricultura solo parece preocupado por Torres del Paine y la situación de la carne. La alarma de los Ríos no parece transmitirse al poder central.

Lo sorprendente es que han habido en Chile pocas desgracias más anunciadas que el impacto de las cenizas volcánicas sobre la agricultura del sur. Esto no ha sido un terremoto o un incendio, sino la tranquila conformación de un peligro evidente a la vista de todos. Y sin embargo hasta hoy el gobierno no logra declarar estado de emergencia en la zona. Es peor que un caso de ineficiencia. Es desidia. Debe ser denunciado y está bien que lo hagan quienes están mandatados para ello.

Imagino que serán muchos los chilenos que se preguntan hoy que sucedió con la única promesa de los actuales gobernantes que hace dos años parecía creíble a una mayoría: que habría más eficiencia y que las decisiones se adoptarían con más rapidez. Hoy, la lentitud es un escandalo. Y el centralismo reina más que nunca.

@ER

Comentarios

  1. cristian dice:

    bueno creo que las palabras del sr. tienen una critica muy constructiva respecto a las gestiones del gobierno central y de la region de los rios. pero sera lo mismo si estas critica las hacen todos los dias los campesinos, turistas que van a ver la novedad? creo que no. no se le ha dado la importancia necesaria a este calvario que padecen las PERSONAS de la comuna de lago ranco y alredeores.
    pero aqui las cosas comienzan a funcionar lamentablemente cuando ocurren casos, muertes, etc.

  2. Alex dice:

    ¿ y qué propones Valdes? ir a tapar con la mano el volcán. Se sabe que frente a estos grandes fenómenos de la naturaleza, nada se puede hacer; creo que lo mejor es poblar otros sectores del sur del pais… pero no , los señores políticos están autorizando grandes represas en la zona sur para alimentar energéticamente a los grupos económicos extranjeros (Codelco).

  3. RICARDO dice:

    Penoso, desinformado e indolente tu comentario Alex, ¿cómo puede plantear que la gente que vive en los sectores sercamo al lugar dejen de habitar una tierra en la que han vivido por años?. y ¿Porque plantean que nada se puede hacer?. Acaso, no entiendes que los gobiernos de turno están para administrar el estado y a los señores políticos (que seguramente si eres ciudadano votastes) tambien deben generar politicas que asistan al pueblo que está sufriendo. Por ejemplo, condonar las deuda de INDAP y Banco Estado por un año, abrir creditos blando (con bajo interes y plazos razonables), autorizar fondos para generar empleo para aquellos que no pudieron emplearse en la recolección de frutas, etc.
    Es función del Intendente solicitar la emergencia agrícola, lo que sucedió aquí, que el SEREMI de Agicultura y el Intendente, no valoraron en su real dimención el problema que se venía. Es por ello que LOS POLITICOS que al parecer tu no quieres solicitaron una reunión especial para sesibilizar al gobierno y presionar que de declare emergencia Agrícola, Sanitaria y Ambiental la zona del cordón del Caulle. Más aún, te informaré, que los diputados estuvieron todos, de concertación y de la alianza. De Urresti, Delmastro, Jaramillo, Von mulembrock, Hernandez, Ojeda y Espinoza. Si bien no se puede tapar el Caulle con la mano, el gobierno y Estado puede ayudar a estos chilenos que hoy lo están pasando mal. SÓLO DEBEN HACER LA TAREA.

  4. LUIS AGUILERA VERA dice:

    Que bien tu comentario Ricardo, ojalá muchos otros pudieran hacer comentarios sensatos y veraces y así, a lo mejor, podemos cambiarle la arrogancia y decidia que han demostrado nuestras autoridades regionales para adoptar medidas de emergencia. El Caulle ha roto la normalidad y ha destruido el trabajo de un año de muchos pequeños productores, ha provocado un desastre económico en quienes se atrevieron a diversificarse y plantaron frambuesas, frutillas, hortalizas, etc con un alto endeudamiento.
    El Estado, por un deber constitucional, debe proteger la vida de las personas y sus medios de susbsistencia y mitigar y/o subsidiar a quienes sufren los efectos de una catastrofe natural.
    Todos los gobiernos lo han hecho y la eficiencia se mide por la oportunidad en que se adotan las medidas, pero también por la información en terreno de lo que realmente ocurre y no distraer la atención ciudadana, con declaraciones de aparente normalidad en los segmentos productivos afectados.
    Fue necesario una reunión especial de la Cámara de Diputados para sensibilizar al Ministro de Agricultura sobre la gravedad de lo que esta ocurriendo con los efectos nocivos de las cenizas, quien se disculpó diciendo que la autoridad regional no había solicitado la declaración de estado de emergencia.
    Pero además fue necesario el viaje al Congreso de 9 pequeños productores de frambuesas, representantes del segmento productivo pequeño y mediano de las comunas de Ranco, Rio Bueno, La Unión y Paillaco, quienes fueron recibidos el Martes 17 del pte, en audiencia por la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados, donde expusieron la verdad de lo ocurrido con la cosecha de frambuesas y el desastre que significa perder 2.000 toneladas de fruta, el alto endeudamiento de este sector y la falta de capital de trabajo para recuperar los huertos no cosechados y dañados por la proliferación de hongos por fruta madura en descomposición.
    En esa misma tarde estos productores fueron recibidos por el Ministro de Agricultura don Luis Mayol y de sus expresiones se pudo concluir que el ministro no tenía toda la información de la gravedad provocada por las cenizas y menos aún del tipo de frambuesa que se cultiva en el sur, que es muy distinta a la que se produce en la zona central, que tiene hoy día un problema distinto de precio internacional…de esa realidad el ministro estaba muy informado…pero no de la cantidad de productores, superficie, mano de obra empleada, etc afectados por el Caulle.
    Es de esperar que la acción transversal de los Diputados, los compromisos de gestión de la Comisión de Agricultura y los respaldos del Intendente regional a la solicitud de estado de emergencia, puedan recoger la verdadera magnitud de la tragedia que está afectando a cientos de pequeños productores ganaderos y de frambuesas de las comunas de Lago Ranco, Rio Bueno, La Unión y Paillaco.

  5. luciano dice:

    Juan Gabriel:

    Ya te estás candidateando para las futuras elecciones.

  6. Alex dice:

    Don Ricardo, más penoso es como escribe Ud, no me quiero imaginar como habla. Si una tierra se vuelve agreste, hay que dejarla. No olvide Ud que nacimos como un pueblo nómada. Y además , chao no quiero seguirlo educando gratis.