Diario Digital

ONEMI Los Ríos realiza visitas permanente a la zona en alerta roja en Lago Ranco

Director Regional visitó Riñinahue y Los Venados el jueves pasado. Recordó que la llegada de la primavera y el cambio de los vientos provocarán que los episodios de ceniza sean cada vez más frecuentes en la región.

 

Con el objetivo de monitorear en terreno la situación en la zona más cercana al Cordón Caulle, que hoy cumple 88 días haciendo erupción, el Director Regional de ONEMI, Jaime Valdenegro, el jueves pasado realizó una visita a terreno a los sectores de Riñinahue y Los Venados, en la comuna de Lago Ranco.

 

En compañía del Director Comunal de Emergencia, Germán Olea, Valdenegro visitó en primer lugar la Escuela de Riñinahue, para ver las condiciones en las que asisten a clases los estudiantes del sector. Junto con confirmar la presencia de ceniza en el establecimiento, el Director Regional de ONEMI comprobó que se trata de parámetros normales, considerando la cercanía de la erupción.

 

Precisó que si bien el viento puede provocar acumulaciones de ceniza más llamativas en algunos momentos, consideró que el material piroclástico está dentro de los niveles esperables y da cuenta de la consolidación de varios eventos de ceniza que se han ido acumulando en el sector.

 

Más tarde, las autoridades se dirigieron al sector Los Venados, donde compartieron con vecinos del sector para conocer su apreciación sobre la situación que aún se vive en la zona. Al respecto el Director Regional afirmó que aún hay preocupación “y es entendible, por cuanto ya son casi tres meses de erupción y pese a que la intensidad del fenómeno ha ido decreciendo, es imposible precisar cuándo concluirá”.

 

Valdenegro recordó además que hasta ahora y por la época del año en que hizo erupción el Cordón Caulle los episodios de cenizas que se han registrado en la región han sido muy pocos. “Sin embargo, el inicio de la primavera trae consigo el cambio en la dirección de los vientos y ello, sin duda, provocará que los episodios de cenizas aumenten, por lo que el llamado es a tomar las precauciones necesarias para no verse afectados por este fenómeno”. Es decir, idealmente permanecer en ambientes cerrados, particularmente aquellas personas que sufran afecciones respiratorias crónicas, menores y adultos mayores. Si debe salir de su hogar, cubrirse las vías respiratorias con mascarillas o pañuelos húmedos.

 

Otras medidas adicionales son cubrir las captaciones de agua superficial, como pozos y norias, lavar frecuentemente sus manos y proteger los alimentos en recipientes cerrados, lavar adecuadamente las verduras y frutas, antes de consumirlas y sellar aquellos espacios de su hogar por donde pueda hacer ingreso la ceniza.

 

Por Ilse Sepulveda Farías

@ER
Recent Comments