Diario Digital

Cafetería Al Deleite, desde 1984 junto a la ciudad

Por más de un cuarto de siglo, los Unioninos hemos tenido el privilegio de gozar de uno de los lugares más acogedores en el centro de nuestra ciudad: la cafetería Al Deleite. Si bien es cierto que hasta hace algún tiempo atrás siempre la conocimos como el Café Coppelia, por razones de comodidad y tranquilidad, el nombre debió ser cambiado, pero sólo eso, pues en todo lo demás sigue siendo la misma.

La misma tradición de sus dueños, el amplio y acogedor lugar, sus infaltables cafés cortados y expresos, su pastelería y, por sobre todo, su torta de hoja. Un manjar que pareciera ser marca registrada en nuestra ciudad.

Desde que se instalara en 1984, Al Deleite siempre gozó de una gran recepción del público local, ¿La razón?, pues tal como lo como lo señala una de sus dueños “hemos tratado siempre de mantener una misma línea, en lo que es cocina y pastelería”.

Eso sí, siempre innovando para una mejor atención, como es el servicio ‘para llevar’, en el que se pueden retirar comidas o platos a pedido, es decir, todo lo que implica la línea de cóctel, platos de fondo o colaciones, ensaladas y postres; además de los tradicionales sándwiches y completos.

Una de las grandes recetas para el éxito de esta empresa familiar, es que todo se hace fresco, en el momento. Por ello –nos comentan- “elaboramos con tiempo, pues todos estos productos son de calidad y preparados para la oportunidad”.

En la cafetería eso sí, reconocen que el fuerte de sus ventas y de su popularidad es la torta de hojas. “Para nosotros es una obligación tenerla, ya que la gente te la pide todos los días si dejas de hacerla. También es cierto que ponemos tortas especiales cada semana, para que la gente vaya conociéndolas y no hay caso, las tortas de hoja salen y salen”. La receta: “elementos que puedes encontrar en cualquier lado…es casera”. Es decir, se ha hecho desde siempre y al parecer deberá seguir haciéndose, pues la clientela seguirá pidiéndola.

En tanto el referente en el comedor son las plateadas. Dicen quienes las han probado, que son las mejores, porque es una plateada sabrosa, blanda y siempre es jugosa. “La puedes partir con el tenedor. La gran diferencia es que la cocinamos con cocina a leña, en un proceso más lento y que te entrega mejores resultados. No hay prisa, se cocina con cariño”.

Atención

El local, ubicado en calle Esmeralda N° 512, tiene una capacidad para atender a 30 personas cómodamente sentadas, eso sin contar con un comedor para otras 14; además abre sus puertas de forma ininterrumpida de lunes a sábado, de 10:30 a 19 horas si nos encontramos en las frías tardes de invierno y hasta las 21 horas si es en el periodo estival; claro que si el lugar es requerido para un evento especial, éste cierra sus puertas normalmente y la atención continúa hasta que el cliente lo haya solicitado previamente.

En cuanto a las recetas de lo que en Al Deleite se sirve, éstas provienen en su mayoría de “la abuelita”, la fundadora de este gran espacio de reunión. Eso sí, siempre se están intentando cosas nuevas. A su haber tiene tortas de Chocolate, Coco, Piña, Merengue, Ciruela, Caramelo, Tres Leches, Blanca, Panqueque de naranja, Nueces, Selva Negra, Sémola y muchas más. “Siempre estamos tratando de probar probando nuevas recetas, la ponemos a la venta y vamos viendo su recepción. Igualmente con los kuchenes, con ellos vamos cambiando nuevas frutas dependiendo de la temporada, pues tenemos de frambuesa, arándano, murta, zarzaparrilla, manzana-limón y otros. Sin contar con lo que siempre servimos: cortados, chocolates, café expreso, mocaccino, etc.”

De esta manera culminamos una charla en que pudimos recorrer 27 años de historia. Más de un cuarto de siglo de una empresa familiar que comenzó en los albores de los ’80 y que ahora se ha convertido en parte de la tradición Unionina.

@ER
Recent Comments