Diario Digital

Denuncia ciudadana: ¿Tenemos derechos en contra de ser acusados injustamente?

El día de ayer a eso de las 12:30 horas aproximadamente, mi esposa como todos los días, se dirigió al Supermercado Bigger, ubicado en Calle Serrano de la ciudad de La Unión.

Una vez al interior de este recinto, comenzó a ser inmediatamente seguida por un guardia de seguridad, acción que continuó hasta el momento en que llegó a pagar a la caja. Estando frente a ésta y procediendo a pasar los productos que había elegido para llevar, el mismo guardia que la había vigilado durante toda su compra, va y le pregunta “¿pagó el jugo?”. Esto resultó ser bastante desagradable, ya que este cuestionamiento se efectuó ante todo el público que había en esos momentos.

Me pregunto yo: ¿Si él estaba tan atento a las maniobras de mi esposa, cómo no se dio cuenta de que todo lo que venía en el canasto se había cancelado? Además que es bastante desagradable andar comprando por el supermercado con el guardia de seguridad siguiéndolo a uno para todos lados. Nosotros somos clientes frecuentes, de eso pueden dar fe las Jefas de Caja, Cajeras, Personal de Platos Preparados, los cuales nos conocen y nos ven a diario.

Yo sé que en el lugar en el que está ubicado el supermercado, los obliga a actuar así, pero deberían tener un mínimo de respeto y consideración con los clientes que sí vamos a comprar casi a diario, ya que con esa actitud de persecución, lo único que lograrán es espantar a los verdaderos clientes.

Al guardia, cuando se le solicitó el nombre, lo escondió. Fue necesario que el Administrador del local, le exigiera dar su identidad: Héctor García.

Al llamar al Sr. Administrador, Don Pedro Velásquez, éste me dice que lamentablemente pudo darse cuenta del problema que vivió mi esposa, por lo cual conversará con la empresa externa que presta el servicio de guardias. Luego del incidente, se procede a llamar a Carabineros y al llegar, estos informan que no se puede hacer nada, sólo dejar la constancia. Mientras tanto y durante ese lapso de tiempo, mi señora no dejó de ser vigilada, esta vez, por otro guardia.

Entonces yo me pregunto: si carabineros es el ente fiscalizador y la empresa principal no responde por las ofensas cometidas por los guardias que trabajan en sus locales, ¿quién defiende al consumidor que es acusado de ladrón y humillado delante de sus conciudadanos?

Quiero dejar en claro que somos personas de la tercera edad y que nuestro malestar es en contra del guardia que se desempeña en el Supermercado Bigger de Calle Serrano y no involucra a otras personas que trabajan en esta empresa.

Lo que tanto inquietaba al Sr. Guardia, Héctor García, fue cancelado según boleta electrónica número 29396362, Caja 0004, del 16-02-2011, a las 12: 46: 52

 Jose Salazar Salazar

@ER
Recent Comments