Diario Digital

La refugiada Afgana

Cuando egresé de cuarto medio, me regalaron un par de cosas muy significativas. Recuerdo muy bien una hermosa agenda de parte del “muerto García”, un compañero de curso; una máquina de afeitar eléctrica de parte de mi “viejita” y unas revistas del National Geographic ,que en esos años, sólo llegaban vía suscripción y en idioma inglés, de parte de un tío.

En un principio las revistas no las tomé en cuenta pero, en un momento de no hacer nada, comencé a revisarlas y a entender medianamente lo que decían. Sin duda tuve que perfeccionar mi inglés… Al llegar a la revista de Junio del año 1985, quedé realmente impactado al ver su portada, era la expresión más linda de una niña que había visto en mis años, con una mirada tan nítida que mezclaba una sensación de impotencia y rabia junto a inocencia y calidez…era de una joven afgana refugiada en un campamento en Pakistán.

Con el pasar de los años y muchos cambios de domicilios, las revistas ya no están, sin embargo esa mirada jamás pude borrarla de mi mente. En una de las tantas esperas en la peluquería, mirando una revista que allí había, con gran sorpresa y alegría vi un artículo en donde aparecía la misma niña afgana y un relato realmente hermoso del fotógrafo Steve Mccurry; quien tomó aquella magnifica fotografía. He aquí parte de ésta maravillosa historia.

“Sharbat Gula fue fotografiada cuando tenía 12 años por el fotógrafo Steve McCurry, en junio de 1984. Fue en el campamento de refugiados Nasir Bagh de Pakistán durante la guerra contra la invasión soviética. Su foto fue publicada en la portada de National Geographic en junio de 1985 y, debido a su expresivo rostro de ojos verdes, la portada se convirtió en una de las más famosas de la revista.

Esta chica misteriosa que fue portada en Junio de 1985 de la revista “National Geographic, cautivó a todo el mundo a través de esa mirada magnética y profundos ojos verdes que transmitían la dura vida que había llevado. Sus padres murieron durante los bombardeos de la Unión Soviética contra Afganistán y junto a su hermano, viajaron a principios de los 80 a través de las montañas, hasta un campo de refugiados en Pakistán, Nasir Bagh.”

Diecisiete años después, McCurry quiso averiguar qué había sido de la chica, de la que no conocía ni su nombre, por lo que decidió volver a la región fronteriza entre Afganistán y Pakistán. Era su última oportunidad de localizarla, pues el campamento de refugiados sería cerrado. Para identificar con seguridad a la chica en caso de encontrarla, se procedió a escanear el iris de sus ojos a partir de la fotografía.

Acompañado en su búsqueda por Rahimullah, un importante periodista del país, sólo obtenía falsas pistas, mujeres con un sorprendente parecido físico, rumores de que falleció a los trece años de edad a causa del parto de su primer hijo, …Desalentado regresa a Estados Unidos, aunque dejando a Rahimullah continuar con la búsqueda.

Rahimullah encuentra a un hombre que asegura ser el hermano de la muchacha de la foto, así que junto a Boyd Matson, compañero de McCurry, se presentaron en su casa.

Afortunadamente lograron obtener el permiso del marido y de sus tres hermanos para hablar con ella y verla, pero con el rostro oculto tras un velo. Ya sabían que su nombre: Sharbat Gula. La periodista Carrie Regan, encargada de hablar con ella y hacerle unas fotos, dijo de su entrevista con la refugiada, que pertenecía a la etnia pastún, casada y con tres hijas. Se desconocía su año de nacimiento, pero calculaba que tenía alrededor de 30.

Finalmente, tras la autentificación del iris e investigaciones del FBI, se llegó a la conclusión de que se trataba de la misma persona, por lo que Steve McCurry se desplazó inmediatamente a Pakistán, donde se produjo el encuentro entre ambos. Autorizado a volver a fotografiarla, las nuevas imágenes de Sharbat muestran el deterioro causado por el paso del tiempo, debido a la marginación propia de su sexo y las penalidades de ser una refugiada”

Jaime Bórquez Zuñiga.

@ER
Recent Comments