Diario Digital

“Femicidio” y protección a mujeres agredidas

Las estadísticas del SERNAM sobre “femicidio” son elocuentes: El año 2008 hubo 58 casos; el 2009 fueron 55 casos y este año (hasta el 16 de Octubre) se han producido 35.

El delito de parricidio (“el que conociendo las relaciones que lo ligan, mate a su padre, madre o hijo, a cualquiera de sus ascendientes o descendientes o a su cónyuge o conviviente”) ya estaba establecido en nuestra legislación y suponía una penalidad más alta que el homicidio para el que lo cometiera atentando contra su pareja legal o de hecho.

Ahora la ley ha formulado un agregado importante: Ha incorporado a la figura a los ex cónyuges y ex convivientes. De esta manera, el hecho ilícito que se castiga incluye a quienes ya habían terminado su relación y no exige que ella sea coetánea a la comisión del delito.

Del mismo modo, se han ha introducido tres importantes modificaciones a la legislación de violencia intrafamiliar: La primera es considerar situación de “riesgo inminente” cuando una persona se oponga, con violencia, al término de una relación sentimental, disponiendo que en tal caso deban dictarse medidas de protección (por ejemplo, obligar al posible agresor a no acercarse a la persona amenazada); la segunda es incluir, dentro de las medidas de protección, la obligación para el agresor de presentarse regularmente a una unidad policial a fin de ser controlado y, la tercera, es que aquellos sujetos con anotaciones por violencia intrafamiliar o que hayan sido objeto de medidas de protección no podrán invocar irreprochable conducta anterior.

Es cierto que la ley no puede resolver por sí sola situaciones de esta naturaleza ( como ocurre con el “bullying”), pero es igualmente cierto que es una señal importante para frenar conductas que hay que esforzarse por erradicar.

Senador Andrés Allamand

@ER
Recent Comments