Diario Digital

Candidatos a Diputados, queremos debate de ideas y no guerra de carteles

propaganda-politica-300x350El no querer dar la cara a la ciudadanía, el temor de someterse al escrutinio público, parece ser  la sintomatología de cobardía  que sufren algunos de los candidatos a diputado del distrito 54, quienes no quisieron asistir al debate parlamentario ciudadano organizado para el domingo recién pasado, por tres organizaciones comunitarias de La Unión y que sería transmitido por radioemisoras locales.

Su desidia con el espacio se argumentaría apelando a su apretada agenda por captar votos y visitar territorios del amplio distrito, convencer a la gente que ellos son la mejor opción, entregando una propaganda redactada por ellos mismos o un calendario con su mejor semblante.

La reunión que se realizaría el Salón Parroquial de La Unión, estaba pensada para que organizaciones gremiales, medios de comunicación locales y los ciudadanos asistentes,  pudieran hacer preguntas directamente a los candidatos. Contaría con la presencia de un moderador y todos tendrían igualdad de tiempo para responder y replicar.

Sin embargo, soezmente, se dejaron sentir los comentarios de que el debate estaba arreglado, que pretendía ser una jugada sucia para perjudicar a los candidatos de derecha, que el espacio era de comunistas y anarquistas,  marginando  y tiñendo la organización de un espacio democrático, de antemano,  sin comprender el  carácter ciudadano de la convocatoria.

Gonzalo Fuenzalida y Enrique Jaramillo se negarían directamente  a  asistir por una agenda imposible de modificar, pero que de seguro hubiesen cambiado si les avisaban de un almuerzo con algún  famosillo del mundo partidista santiaguino: “son los que dan los cupos”, argumentarían.  En el caso de Gastón Von Mühlenbrock , nunca contestó el teléfono y su secretaria no devolvió, como de costumbre, las llamadas.

Disponibles a debatir de cara a la ciudadanía se mostraron Iván Navarro, Hilda  Cerda y Jorge  Blaessinger, pero no era la gracia, los queríamos a todos  ahí. El derecho ciudadano de conocer en profundidad  qué piensan cada uno de los candidatos sobre materias de fondo, se vería frustrado,  y no por falta de empeño de la organización que tuvo que dar las disculpas públicas del caso por los medios locales, cuando quienes debiesen haber ofrecido las suyas a toda las personas que asistirían, incluidos a sus contendores,  debiesen haber sido otros.

Pero, finalmente, como el compromiso de los organizadores del debate  por  llevar a los candidatos frente a frente a la ciudadanía viva sigue intacto, se ha decidido aplazar el debate para este sábado 28 de noviembre. Nuevamente todos están sobre aviso de que las organizaciones sociales y sus gremios los están esperando. Nosotros aguardaremos a  quienes llegan  para un debate respetuoso y directo,  y les contaremos en una próxima entrega informativa quienes fueron los que  dejaron plantados nuevamente -o no- a  una comunidad que deseaba  conocerlos un poco más, antes de marcar por alguno de sus mudos rostros en repetitivos carteles que hoy inundan nuestras calles.

Bruno Sommer C.

Director Periódico El Ciudadano

@ER
Recent Comments