Diario Digital

Carta abierta de profesor Leonardo Mendoza agradeciendo apoyos

clases-de-musicaAnte la situación que me afectó en días recientes y que es de público conocimiento, he decidido dar a conocer mi punto de vista, como una forma de desahogo personal y para dar tranquilidad a quienes han depositado en mí la confianza de encargarme la  educación artística de sus hijos, las personas con las que a diario compartimos y mis alumnos y alumnas, ya que una de mis características es dar la cara, hacerme responsable de mis actos y de las consecuencias que conllevan.

La detención de que fui objeto es un episodio amargo que me provoca una profunda tristeza: estuve en el lugar inadecuado, en el momento inadecuado. Al mismo tiempo, la inmediata libertad que me otorgó el tribunal es también prueba  de que en ningún sentido significo un peligro para alguien. Así lo demuestra mi labor profesional y lo digo con humildad: son centenares los alumnos que se han formado bajo mi apoyo y supervisión, y con orgullo puedo afirmar que hoy no pocos de ellos brillan con luz propia en distintos escenarios del país.

Las muestras de apoyo que he recibido personalmente, por teléfono y mail de parte de amigos, apoderados y muy especialmente de mis alumnos, las agradezco infinitamente. Les aseguro a cada uno que – enfrentados a circunstancias difíciles – contarían de la misma manera conmigo.

A mis queridos estudiantes sólo decirles que todo es oportunidad para nuevos aprendizajes. Y así como yo lo haré, un aprendizaje importante es el de sobreponerse a las adversidades, seguir adelante, reconocer el paso en falso, y sobre todo, valorar a sus familias como núcleo central de su desarrollo intelectual, material y espiritual.

Respecto a mis opciones personales, tengo muchas. La música y el arte son algunas de ellas. El deseo que La Unión sea cada vez más una comunidad de personas que aspiren a cultivar ambas dimensiones de la vida también está entre esas opciones. Es por opción que decidí hace mucho no emigrar a otras latitudes buscando un mejor destino, para poner mi grano de arena aquí. Nací en La Unión como tantos de Uds., pero he decidido quedarme por cariño. Amo esta ciudad y confío en su gente valiosa, especialmente en sus jóvenes.

Entiendo que otras opciones pueden no ser compartidas, pero la tolerancia y la no discriminación son, a su vez, la base para que una sociedad  pueda vivir en armonía, en tanto nuestras acciones íntimas no afecten o dañen a los demás. Una sociedad inclusiva no es la que crucifica a quien comete un error, aislándolo o cerrándole las puertas, sino que da oportunidad a quienes nos entregamos por completo para dar al mundo más belleza, más diversidad, más espacios para encontrarnos y conocernos.

A mis amigos y cercanos les renuevo con más fuerza y consecuencia mi compromiso de mejorar día a día y seguir entregando mi mayor esfuerzo y profesionalismo para impulsar la cultura local.

Agradecido por el apoyo recibido, me despido con un fraternal abrazo.

Leonardo Mendoza

@ER
Recent Comments