Diario Digital

Linao: un deporte mapunche que no se juega por jugar

22 noviembre 2018.- En la actualidad, es en Chilwe donde se plantea la recuperación del deporte ancestral del Linao, entendiéndolo como el principio del Rugby que se juegan al interior de exclusivos colegios de Santiago, instituciones militares y una que otra universidad, sin embargo, los clubes más antiguos de la región de la Futawillimapu han partido como equipos de Linao para terminar practicando futbol.

En Quellon el club Centinela, juega en el futbol amateur pero su historia se remonta al año 1937 cuando surgen como Club de Linao; otro momento del apogeo de la práctica del Linao se da en los juegos olímpicos nacionales jugado en Santiago de Chile el año 1909, la organización inicia el certamen con un enfrentamiento entre el Club de Linao de Valdivia y un combinado de trabajadores Chilotes que se encontraban en el Puerto de Valparaíso, dependencias del Instituto Nacional fue el escenario para la disputa y a raíz de aquellos, los alumnos del establecimiento continuaron jugando en los años siguientes en los recreos.

Llegó a sonar el pechaso

En Yaldad, extremo sur de Chilwe, el Lof Chiguay Coliboro encabezado por el Lonko Cristian Chiguay, jugar Linao ha significados logros a la hora de convocatorias reivindicativas como pueblo originario, han fortalecido lazos comunitarios e impulsado una práctica deportiva sobrepasando incluso, la popularidad al futbol “El linao es entretenido, los niños juegan desde el colegio, la comunidad está bien inserta en la escuela, hay encuentros de linao en las tardes, en vez de futbol se juega linao” cuenta Mauricio Mancilla Coliboro joven dirigente. Entienden ahí que el interés se genera por el vínculo sanguíneo de los participantes “hay memorias donde nuestros abuelos conformaron un club, entonces que, los niños, jóvenes y adultos jueguen, es porque está en la sangre. Se adquiere velocidad, fuerza y potencia” asegura.

En el Chausrakawün (Osorno) Ponciando Rumian Lemuy reflejó en el libro “Mapuche Tayültun” material para la educación intercultural, una recopilación acerca del Linao, luego de aquello, motivó a la educadora intercultural Patricia Imio Camiao de la escuela – liceo Misión de la costa e impulse ahí un espacio para practicar con los niños del establecimiento el año 2008 “con los antecedentes que teníamos buscamos una escuela para poner en práctica el sistema de juego” indica.

Como cultor musical desde Wechemapu (agrupación musical williche) ha recorrido muchos escenarios y en ese contexto, cuenta haberse encontrado con un partido de exhibición en Castro – Chilwe por allá por los años ’80 donde pudo apreciar la pureza del deporte desde el aspecto físico de la disputa “los peñis que jugaron aún conservaban actitudes originales a la hora de practicar, de mucha fuerza, empuje y resistencia incluso en un enfrentamiento entre dos peñis llego a retumbar el pecho de un choque que sorprendió a todo el público que estaba en ese momento” cuenta.

Del fiura y el toro del Linao

En las academias universitarias, investigadores han levantado información donde expresan que el Linao se ha jugado desde Tolten a Chilwe comprendiendo gran parte de la Futawillimapu, Orestes Plast lo describe como torpe y peligroso, Rodolfo Urbina lo menciona en sus crónica vinculándolo al principio de la rebelión Williche de Chilwe mismo juicio tiene Alberto Trivero, este último interesado debido a su vínculo conyugal con una mujer de la isla de la Pincoya, por su parte Carlos Von Vriessen, profesor de educación física de la Universidad de Valparaíso orienta sus investigaciones hacia el quehacer deportivo.

El año 2016 el Sociólogo Juan Carlos Alano profesor de la Universidad de Santiago de Chile se interesa por escribir su crónica – Linao: el deporte guerrero de los pueblos originarios de Chilwe –  soy parte de la revista que da cabida a temas de manera reflexiva entregando cierta reflexión a enfoques territorial, en ese contexto nace la idea del linao justo en momento cuando estuvo el tema de la marea roja en Chiloe” cuenta.

Para Alano, el Linao ha sido protagonista en importantes procesos de levantamiento e incluso su interés por escribir al respecto surge en las movilizaciones generales de Chiloe por el asunto de las Salmoneras “estaba la discusión de la marea roja en Chiloé y dentro de eso a mí me gusta mucho el deporte soy entrenador de basquetbol propuse escribir algo relacionado con los juegos de pueblos originarios llegue al linao y me puse a investigar que se enfocaba a ciertos aspectos cuyo juego puede haber generado rebeliones” explica.

Respecto al profesor Carlos Von Vriessen principal referente de consulta al respecto, se hace mención de figuras misticas de hombres practicante del Linao que se conocen en Chilwe como Hilario Caileo apodado el Toro del Linao; el Fiura rudo personaje que construyen la épica historia de fuerza en torno al juego “Me pareció importante destacarlo porque son expresión de rebelión, más cuando en ese momento estaba al calor de las protestas de la marea roja, rescatarlo era hacerle justicia a la esencia del juego de las personas y del pueblo williche” manifiesta Alano.

El 26 de Enero de 1712 se gesta una convocatoria masiva en Chilwe para discutir las estrategias de cómo le darían un golpe de muerte a las encomiendas que no era otra cosa que la esclavitud a los capturados williches para servir a los invasores, desde los altos de Rilan sector Quilquico los caciques idearon ese ataque a la ciudad de Castro que daba justo al frente, las planicies llenas de gente que un 10 de febrero arremeterían sobre Castro presenciaron numerosos partidos de Linao, lo que indica que el deporte, una vez más, a juicio de entendimiento mapunche, no se juega por jugar.

Srangiantü Nawel

Revista waiwen

@ER
Recent Comments