Diario Digital

Médicos advierten urgente necesidad de protocolos hospitalarios para controlar resistencia de las bacterias a los antibióticos

20 agosto 2018.- Ante bacterias que se han hecho “inmunes” a los antibióticos que hoy existen y pacientes que simplemente mueren por su contagio, especialistas de todo el país se organizaron para advertir sobre una situación que, de no enfrentarse, nos podría dejar frente a una realidad médica que no se vivía desde antes de la 2ª guerra mundial.

La comparación es elocuente, “mientras una bacteria se demora solo dos años en generar resistencia ante un determinado antibiótico, la humanidad requiere de quince años para desarrollar un nuevo tipo de medicamento que combata a las bacterias malignas”, aclara el doctor Jaime Labarca, médico internista, especialista en enfermedades infecciosas en Red Salud UC y uno de los coordinadores del llamado Grupo Colaborativo de Resistencia Bacteriana, que recopila la evidencia de 40 hospitales de todo el país en torno a este tema.

Esta situación, que no es nueva en el mundo y que en países vecinos ya lleva varios años representando un importante problema -y consecuente gasto- para el sistema de salud, en el último tiempo ha prendido las alertas en Chile luego de haberse identificado una creciente resistencia de bacterias intrahospitalarias a los antibióticos usualmente usados para tratar infecciones y enfermedades de distintos tipos. Esto, a pesar de que en el año 2.000 se hubiera comenzado a exigir receta médica para su venta a cualquier persona.

Bacterias que “viajan” a través de nuestro intestino desde el hospital al medio ambiente

Respecto al uso de los antibióticos, explica Francisco Silva, microbiólogo de la UC e integrante del Comité de Infecciones Intrahospitalarias, “hay que partir de la base de que sí o sí tendrás que ocupar antibióticos en el 50% de los pacientes hospitalizados. Por eso la idea es que aprendamos a usarlos lo menos posible, por el menor tiempo posible y con los antibióticos más simples posibles”, lo que, agrega, “sin duda tiene efectos, porque esto permite que la bacteria se traspase de un paciente a otro y que vaya mutando, logrando así generar la resistencia a los antibióticos”.

Por otra parte, es también necesario “tener efectivamente implementadas todas las medidas de seguridad para evitar la transmisión de las bacterias resistentes”, agrega Labarca, aunque aclara que “generalmente el método por el cual las bacterias logran traspasar las barreras del hospital y viajar al exterior es por medio de nuestro propio intestino, lugar donde ellas alojan silenciosamente para luego ser expulsadas de manera natural por nuestro organismo”, pasando así a diseminarse en el medio ambiente.

En este contexto, este lunes se llevará a cabo el primer Curso Universitario de Resistencia Bacteriana, en el cual se propondrá que cada hospital implemente un Programa de Optimización de los Antimicrobianos para que estos sean usados de la mejor manera posible, ya que “está es la única solución a una guerra que, hasta ahora, están ganando las bacterias y que, de no enfrentarse, podría dejarnos en la misma realidad médica que se vivía antes a la 2ª guerra mundial” termina Labarca.

@ER
Recent Comments