Diario Digital

CTC y familiares del minero unionino Nelson Quichillao exigen justicia a casi tres años de su asesinato

confederacion-de-trabajadores-del-cobre

27 marzo 2018.- 32 meses después de su muerte, la Confederación de Trabajadores del Cobre en compañía de familiares del fallecido unionino Nelson Quichillao López siguen buscando justicia por el asesinato del minero,  abatido por parte de un Carabinero durante la madrugada del 24 de julio del 2015 en la división de El Salvador, ante la solicitud de la Fiscalía de no perseverar en la investigación.

Cabe recordar que Quichillao murió en el lugar tras una serie de intervenciones por parte de Fuerzas Especiales de Carabineros, quienes utilizaron bombas lacrimógenas, granadas y armas de fuego para disuadir la pacífica resistencia interpuesta por los mineros, huelga declarada en todas las divisiones de Codelco, ante la negativa de renegociar el Acuerdo Marco.

Manuel Ahumada, presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre, manifestó que “hay una sensación de impotencia porque la Fiscalía tiene la facultad de decidir si formalizar (a los responsables) o no, cuando esas definiciones debería tomarlas un Tribunal y un juez competente. (…) si es que tenemos que llegar a las últimas instancias lo vamos a hacer, y así está comprometida la organización en su conjunto“.

Por otra parte, el diputado Jorge Brito (RD) detalló que “en 2013, en mi época de dirigente estudiantil, sufrí una ‘pateadura’ por parte del mismo Carabinero que asesinó a Nelson Quichillao (Marco Guerrero Martínez). Terminé con una contusión testicular y escrotal, siete puntos en el mentón y un daño en la columna”.

El parlamentario que representa al distrito 7 agregó que “mi caso lleva cinco años en la justicia militar, creo que es la muestra más clara de cómo opera la impunidad en nuestro país. (…) Hemos hecho un llamado al General de Carabineros, Hermes Soto, a que revise la situación de Marco Guerrero, quien incluso ha sido ascendido en el último tiempo“.

Finalmente, el hermano del minero, Sergio Quichillao, señaló que “esto no puede quedar impune. Esta investigación debe seguir adelante por la sencilla razón de que hay un crimen, donde una bala mató a mi hermano Nelson. La Fiscalía dejó el caso botado“.

Diligencias realizadas por la CTC para obtener justicia

Un mes después de la muerte de Quichillao, la CTC presentó una querella criminal por la muerte del unionino en el Juzgado de Garantía de Diego de Almagro. Junto a la CTC, el Instituto Nacional de Derechos Humanos también interpuso una querella por el homicidio del trabajador, una vez abordados todos los aspectos relativos al caso.

Mientras que en diciembre de 2015, la CTC presentó una queja sobre el Estado de Chile ante la Organización Internacional del Trabajo, con el objetivo de denunciar la violación a la libertad sindical en el país, contexto en el cual fue abatido Quichillao por parte de Fuerzas Especiales de Carabineros.

Por otra parte, en febrero de 2016 la CTC solicitó a la Fiscalía Regional de Atacama la inhabilitación de Julio Artigas, persecutor de la comuna de Diego de Almagro, denunciando irregularidades en el caso, exponiendo antecedentes que evidencial que Artigas protegió los intereses de Codelco en el caso.

Finalmente, el 26 de marzo de 2018 la Confederación de Trabajadores del Cobre volvió a pronunciarse ante el caso de Nelson Quichillao, considerando la solicitud de la Fiscalía Regional de Atacama de no perseverar en la investigación.

Sebastian Gallardo, Joaquín Pérez y Hardy Cárdenas

@ER
Recent Comments