Diario Digital

Lecheros presentan solicitud de salvaguardia por alarmante aumento de importaciones

5819e222665d7_837_627!

09 noviembre 2017.– Luego de meses de trabajo de economistas y abogados, la Federación Nacional de Productores de Leche de Chile, ingresó una solicitud de salvaguardias ante la Comisión Nacional Antidistorsiones.

Tras un profundo análisis del aumento de las importaciones y del estancamiento de la producción nacional, los productores de leche de Chile, reunidos bajo el alero de FEDELECHE, ingresaron a la Comisión Nacional Antidistorsiones, una solicitud de salvaguardias para gravar con una sobretasa arancelaria, las importaciones de leche en polvo y quesos, que estarían limitando el desarrollo del potencial productivo lechero del sur del país.

Dentro de los factores que se utilizan para esta solicitud en cuestión, está el aumento del déficit comercial que Chile presenta desde el 2011 a la fecha. Hoy este déficit comercial sobrepasa en más de 150 millones de litros de leche, respecto de igual periodo de los años previos. Esto significa que mientras las exportaciones se estancaron, las importaciones de lácteos han crecido sustancialmente.

Por otra parte, si esto se remite al año 2007, la producción local representó un 111% del consumo nacional, existiendo un 11% de la producción para ser exportada a otros mercados. Finalizado el año 2016, la producción local representó solo el 88% del total consumido, transformando eso a Chile, en un país deficitario de leche, ya que debe importar cerca de un 12% en litros equivalentes para suplir la demanda interna.

Marcos Winkler, vicepresidente de Aproleche comentó que por meses se han adjuntado antecedentes, y estudios de economistas y abogados, para demostrar el importante daño que los productores lecheros están sufriendo, producto del sostenido aumento de las importaciones de lácteos, que muchas veces han entrado con subsidios desde su origen. “Esperamos que esta solicitud sea acogida por la Comisión Nacional Antidistorsiones y al más breve plazo se aplique una salvaguardia, la cual se traducirá en un estimulo a la producción lechera nacional, que por cerca de 10 años se ha mantenido estancada y ha provocado el abandono de cientos de productores, por falta de una visión en el mediano y largo plazo”.

Así mismo, indicó que “esta medida de protección a la producción local se entiende como transitoria, ya que se aplica por un tiempo determinado, mientras los productores introducen modificaciones a sus explotaciones, para mejorar su competitividad y con ello las inversiones necesarias para ser actores en el mundo de la producción lechera. De igual manera, esperamos por parte de las industrias procesadoras, y en particular de las transnacionales, que incorporen al productor lechero nacional, en sus planes de crecimiento, con señales claras y estímulos suficientes, que generen un nuevo entusiasmo y compromiso con su sector”.

@ER