Diario Digital

La Armada – Desafíos de arquetipo social desde su creación

col_17974

Por Pedro Guerra, Presidente Instituto O´Higginiano XIV Region. 

14 mayo 2017.- La historia nos recuerda a nuestro libertador y padre de la Patria Don Bernardo O´Higgins Riquelme, en el mes del mar y la creación de la primera escuadra Nacional con esta frase  “Este triunfo y cien más de nada valen si no dominamos el mar”, esta es una mirada visionaria y traza la relevancia del mar en el perfeccionamiento de nuestra Patria en diferentes ámbitos de nuestra nación tanto como fuente natural de recursos para la población y como principal enlace con el resto del orbe.

Chile ocupa una perspectiva privilegiada en el cono sur de América, con más de 4.300 kilómetros de costa que se abren hacia el Océano Pacífico, además del extenso litoral del Territorio Antártico Chileno, el cual se extiende hasta el Polo Sur.

Nuestro país cuenta con una Zona Económica Exclusiva de alrededor de 3,5 millones de kilómetros cuadrados, que semeja a más de cinco veces la superficie la zona continental sudamericana.

Considerando las áreas donde, en virtud de convenios internacionales, el Estado ha adquirido responsabilidades de búsqueda y rescate marítimo, la zona de responsabilidad de la Armada en el Océano Pacífico se extiende cerca de 26 millones de kilómetros cuadrados, esto es, aproximadamente 1,5 veces la superficie de Sudamérica.

Más del 90% del comercio exterior nacional se realiza por mar, por lo que Chile es poseedor de una naturaleza esencialmente marítima, que no se limita solamente a sus costas y es por lo que demanda de una Armada eficiente y moderna, dotada de todos los medios necesarios para desempeñar con sus obligaciones en esta vasta extensión oceánica, donde se desarrollan sus intereses.

La coexistencia de nuestra Armada con nuestra sociedad se encarga de dar apoyo al Estado de Chile para que éste se desarrolle en avenencia y fraternidad, tal como nuestra Constitución lo indica, garantizando nuestra soberanía en el territorio marítimo, tanto y más extenso que nuestra franja terrestre.

En tiempos de paz, la Armada contribuye al desarrollo del poderío marítimo de Chile, brindando seguridad a la navegación, fomenta las actividades marítimas y el desarrollo portuario, conservando la cartografía y la señalización marítima, y efectuando inspecciones y vigilancia que otorguen seguridad a la vida humana en el mar.

Debe vigilar el territorio marítimo nacional, compuesto por las Aguas Interiores, Mar Territorial, Zona Económica Exclusiva y Mar Presencial, protegiendo la seguridad y los intereses nacionales, así como la integridad del medio ambiente acuático.

Igualmente, apoya el desarrollo nacional, comunicando por mar zonas aisladas y asistiendo a nuestros compatriotas que habitan en ellas.

Asimismo, cumple tareas de vigilancia, búsqueda, rescate y seguridad marítima en la zona marítima de responsabilidad nacional, conforme a los instrumentos internacionales que regulan esta materia.

Los tres vectores o líneas que definen las maniobras de nuestra Armada son su rol militar que instituyen su poderío naval que dan protección a nuestro señorío e integridad territorial, su rol en apoyo a Política exterior que asiste con sus medios a la política estratégica de nuestra nación y su rol  al desarrollo marítimo que con su dotación altamente calificada en las actividades marítimas de nuestra Patria permiten el desenvolvimiento normal de las diversas actividades marítimas de nuestro país, cautelando de esta manera los espacios marítimos de nuestra república con un recóndito y arduo sentido solidario.

La Armada fomenta nuestros intereses marítimos, todo ese conjunto de beneficios de carácter político, económico, sociales y militares que tiene una nación soberana de todas las actividades relacionadas con su océano. Mar que forma parte de nuestra cultura y nos pertenece a todos los chilenos, por cuanto, la actividad humana de esta nación esta alta e íntimamente ligada a su mar, como patrimonio territorial adquirido por medio del esfuerzo y sacrificio de nuestros prístinos compatriotas.

Para un chileno su mar es vida, es cultura, es esparcimiento, es industria, es ciencia, es medio ambiente sustentable, es expresión de trabajo para millones de nosotros. El mar nos hace fuertes y soberanos porque el mar es Patria Viva.

Lo anterior constituye dicción latente del trabajo de la Armada con el progreso de chile, como también del profundo sentido social que reviste el actuar de nuestra Escuadra.

@ER