Diario Digital

Experto en catástrofes ante emergencia por incendios: “Conaf tapó el sol con un dedo y se quemó, lamentablemente”

incendio

31 enero 2017.- Rodrigo Reveco, uno de los creadores de la cápsula Fénix y rescatista internacional certificado por las Naciones Unidas, asegura que los aviones cargueros grandes se debieron traer desde el comienzo del fuego en Pumanque y califica con nota 3,9 la gestión de Conaf.

Así lo consignó a  El Líbero, Rodrigo Reveco, quien es un  experto rescatista chileno con amplia experiencia en tragedias en diferentes partes del mundo, como el incendio de una planta nuclear en Japón, el varamiento de una plataforma petrolera en Alaska y la erupción de un volcán en la Patagonia.

Pero el hecho que lo catapultó internacionalmente fue su participación en el diseño de la cápsula Fénix que rescató a los 33 mineros de la mina San José en 2010. Reveco es  miembro de la International Maritime Organization, está certificado por las Naciones Unidas en incendios en espacios confinados,  y en los años 80’ diseñó junto a otro profesional  los protocolos de emergencia de la Onemi, incluido el forestal.

La forma en que se ha manejado la catástrofe que afecta a nuestro país hace un mes, que ha consumido 500 mil hectáreas, arrasó con la localidad de Santa Olga y ha generado la muerte de al menos 11 personas, es abordada por el ingeniero civil Rodrigo Reveco para “El Líbero”.

– ¿Cómo evalúa la gestión de Conaf y el gobierno en el combate de los incendios?

-Creo que la emergencia evolucionó desde el punto de vista de la gestión desde un cero hasta un 3,9, pero el alumno está aprendiendo, le cuesta. La actitud de la Onemi fue muy permisiva, pasiva y contemplativa al principio. Chile está adscrito junto a más de 100 países que trabaja bajo el mismo protocolo para rescate de víctimas y de cuerpos, y eso lo maneja la Onemi. Se pudo haber hecho un llamado internacional por la catástrofe forestal para activar un protocolo especial de emergencia y permitir la llegada de los aviones grandes. Eso no se hizo, recién ahora se hace parceladamente.

– ¿Cuándo se debió activar esa emergencia internacional?

-De inmediato, tan pronto empezó a descontrolarse el incendio en Pumanque. Así de categórico. En ese momento se debió haber dado la alerta para traer un tanquero grande. Hay que atacar el fuego con todo al comienzo. Por ejemplo, si se incendia la parrilla en un asado se le echa agua para que no se queme el pollo. Imagínese que no haya agua. El Supertanker habría salvado el asado. He trabajado con el Supertanker afuera. Una simple gota de lluvia baja a mil veces de más altura de la que la tira el avión. Dije que la nave iba a ser un exitazo porque la conozco de antes y así fue.

-Conaf dijo que el Supertanker no podía operar en Chile.

-El avión puede operar acá porque ha operado en Australia y California con topografías muy similares e incluso peores, y demostró que puede volar a menos de 100 metros de altura. Demostró sobremanera todo lo que decía la Conaf que no se podía. Conaf ya quedó como el burro tonto. Conaf tiene un solo proveedor, Faasa, que está siendo investigado en España y los dueños están detenidos. Allá se conoce el escándalo como el cartel del fuego. Conaf tapó el sol con un dedo y se quemó, lamentablemente. Mascareño y Caviedes (autoridades de Conaf) le han hecho mucho daño al país, ya lo quemaron. No hay nada más que quemar.  Ahora hay que salvar las casas. Deben irse de la institución después que termine la emergencia.

– ¿A qué explica la demora de Conaf en aceptar la ayuda del Supertanker?

-A la porfía de la alta dirección de Conaf de hacer las cosas a su manera y no aceptar cómo hacer el trabajo eficientemente. Las personas en la institución que les decían que había peligro fueron despedidas, aun teniendo fuero sindical.  Son cosas graves. Conaf compró zapatillas y no botas especiales para los brigadistas y se quemaron enteras. Tampoco los uniformes son buenos. Conaf está tratando de tapar sus huellas.  La institución debe ser sacada del área de incendios y quedar en la preservación de parques, que lo hace muy bien. En los países avanzados la Fuerza Aérea se encarga de apagar los fuegos, y hay cuarteles de bomberos de brigadistas, donde se entrenan. El brigadista forestal en Chile recibe 50 clases teóricas y luego se van a apagar incendios. Es un suicidio. Las cosas se han hecho mal, se ha improvisado. Los que han sacado la cara son los bomberos. Cuando nos caemos lo hacemos tan bien que cuando nos paramos es sobrenatural.

-Bachelet anuncia que la próxima semana se duplicará la capacidad de extinguir el combate. ¿Qué le parece?

-Amerita mi duda con lo que se ha hecho. Se ha actuado demasiado tarde, porque se quemó todo.

-¿Se está preparando alguna querella contra Conaf por eventual negligencia?

-No tengo información al respecto, pero si hubiera un abogado que quiera hacer la querella lo respaldo.

@ER
Recent Comments