Diario Digital

Con un término de temporada difícil concluye la exportación de arándanos frescos de Chile

A pesar de no llegar a los volúmenes estimados al comienzo de la temporada, y estar un poco por debajo de los despachos de la campaña anterior, las semanas peak tuvieron un suministro consistente en volumen y calidad. Este año, nuevamente, la oferta nacional vivió un término complejo de temporada frente a la presencia de arándanos de México, Perú, España y Marruecos.

Arandanos-1024x681

La temporada de exportación de arándanos cerró con una leve baja de 1,3% respecto a lo enviado la temporada pasada, acumulando 91.032 toneladas totales de fruta fresca exportada, según informa el Comité de Arándanos de Chile.

Las razones para haber llegado sólo a poco más de 91 mil toneladas son variadas. Para Andrés Armstrong, Director Ejecutivo del Comité, una de las principales fue “la situación del clima, con temperaturas más bajas que retrasaron las cosechas y afectaron la producción. Hubo un mejor precio del arándano congelado, especialmente al término de la temporada; y el efecto de la fumigación por Lobesia botrana en el ingreso de arándanos orgánicos frescos a Estados Unidos es otra razón”, señaló.

La dinámica de los despachos de esta temporada se puede dividir en tres etapas:

El primer tercio de la temporada estuvo marcado por el retraso de los despachos en hasta dos semanas y también pérdidas de producción, que encontró mercados muy desabastecidos producto de la baja en la producción de Argentina. Esto favoreció la comercialización con un mercado demandado y una menor oferta.

Durante las semanas peak, los volúmenes fueron levemente superiores a la temporada anterior, manteniendo un suministro consistente de los mercados con volúmenes sobre las 6 mil toneladas semanales entre la semana 51 y la semana 6.

El término de la cosecha, en tanto, estuvo marcada por altas temperaturas y lluvias intermitentes que afectaron la condición de la fruta y los volúmenes exportados. A pesar de que se observó un precio de congelado superior al normal, y que al igual que la temporada pasada la industria apostó a un término anticipado. En definitiva, los volúmenes continuaron saliendo, muchas veces sin la condición necesaria, que además llegó a mercados con abastecimiento desde México y Marruecos.

Corea y Reino Unido en alza

En términos de mercados, el Comité informa de un claro cambio en la tendencia de crecimiento observada en temporadas anteriores, mostrando por primera vez una baja en los envíos a Europa (-7%) y Asia (-14%), y por otro lado, un crecimiento en EE.UU./Canadá que, aunque sólo fue del 3%, mostró una tendencia diferente a la de los demás mercados con volúmenes semanales importantes en las semanas peak.

En Asia, los resultados de la campaña anterior producto de la condición de llegada y el exceso de oferta en China, tanto de arándanos y cerezas en algunas semanas, además del tipo de cambio y la situación económica en ese país, condicionaron un escenario más conservador este año, lo que les significó una caída del 21%. Por otra parte, Corea apuntó un crecimiento de 12% y Taiwán un 21%, mientras que Japón disminuyó (-5%).

En el caso de Europa, el Reino Unido se transformó en el principal puerto de entrada con un 3% de crecimiento, desplazando a Holanda, que apuntó una disminución de 16%. La fruta de España y Marruecos fue una alternativa atractiva en estos mercados frente a la fruta chilena, que evidenció, sobre todo al final de la temporada, una condición no muy consistente.

La fuerte competencia de Perú y México

En EE.UU. y Canadá, mercados en pleno crecimiento, la oferta de arándanos chilenos encuentra cada vez más competencia de Perú y México. Para Armstrong, la calidad en este sentido es clave. “Se hace relevante, al igual que en los demás mercados, llegar con una condición consistente toda la temporada”, indicó.

Armstrong indicó que en la época que más se nota esta competencia es en el término de temporada. Si bien, las primeras semanas de producción de Chile encontró mercados desabastecidos por el término anticipado de la campaña en Argentina, no ocurre lo mismo con Perú. “Perú tuvo un crecimiento relevante, y aunque los volúmenes semanales son pequeños y han convivido razonablemente bien con nuestra oferta, se observó fruta de este país durante toda la temporada. México también incrementa sus despachos cada año, y a pesar que por ahora es un suministro mayoritariamente complementario al de Chile, sí afecta el término de nuestra temporada. Fue muy diferente la situación de mercado y competencia que enfrentaron las frutas de las distintas regiones del país. La competencia está y va a continuar estando”, puntualizó el Director Ejecutivo del Comité de Arándanos de Chile.

Es en este sentido que Armstrong hace el hincapié en la calidad de la fruta nacional. “Si bien nuestras mediciones de calidad y condición en Chile han mostrado una evolución muy positiva, sí hay períodos con variedades y zonas con calidad cuestionable, que, aun siendo un porcentaje minoritario, está afectando nuestra imagen, lo que se ha potenciado con la entrada de nuevos países proveedores sobre todo al término de nuestra temporada”.

Si bien hay muchos cambios que se han implementado en la industria de arándanos de Chile, como la incorporación de nuevas variedades, tecnologías de producción, uso de túneles y substratos, mitigación de impactos en línea de embalaje y control y manejo de atmósferas y fumigación, Armstrong es claro. “Será necesario un cambio más drástico para mantener una calidad y condición consistente durante toda la temporada, que nos permita mantener la posición de liderazgo de Chile como proveedor mundial de arándanos”, finaliza.

 

@ER
Recent Comments