Diario Digital

Prevenir esta en sus manos

FOTO SEREMI SALUD 2 (2)

Dr. Guillermo Ramirez Andrade

Cada año el ministerio de Salud realiza esfuerzos destinados a evitar una serie de enfermedades que durante la temporada estival tienden a aumentar. Es así como uno de los principales mensajes veraniegos es  el “consumo de mariscos cocidos y lavado frecuente de manos”. Con ello se pretende disminuir la incidencia de enfermedades entéricas y que son cien por ciento evitables.

Es así como hace unos días, lanzamos una campaña, que junto con entregar recomendaciones ya conocidas por la comunidad, hace un llamado claro y fuerte al autocuidado, como el primer agente protector de nuestra salud.

En reiteradas oportunidades hemos mencionado la importancia de la autoprotección como el mejor mecanismo, y en este sentido, la situación no es muy distinta. Por el contrario, en esta campaña, simples medidas nos aseguran pasar unas tranquilas y seguras vacaciones.

Por ello se instruye a la población sobre la forma en que se deben consumir los mariscos, recalcando la responsabilidad de cada uno en el consumo, ya que la manipulación cruzada es uno de los focos principales de intoxicación.

Hay que recordar que en la Región de Los Rios, durante el año 2015 el consumo de mariscos crudos dejó un saldo de 9 brotes, es decir, 30 personas fueron afectadas por la ingesta de estos alimentos. Mientras que por ETA (Enfermedades transmitidas por alimentos), se registraron 38 brotes.

Acá la clave son las medidas preventivas y los cuidados que se deben tener a la hora de consumir mariscos. El lavado de manos ante de cualquier preparación, comprar mariscos y pescados solo en lugares autorizados, además de verificar que los alimentos se encuentren frescos y en buen estado. Es esclarecedor, recordar que las intoxicaciones por el consumo de mariscos crudos son la principal causa de enfermedades gastrointestinales.

Otro mecanismo en donde la comunidad es el agente de cambio, es la fiscalización que usuario o cliente puede ejercer. Acá nuevamente tenemos la obligación de verificar que lo que compramos o consumimos reúna las condiciones sanitarias, en especial cuando se trata de pescados y mariscos que no deben perder la cadena de frío y que deben ser consumidos en lugares autorizados.

Si seguimos estas medidas correctamente, podremos disminuir la cantidad de casos existentes, tanto en la región como en el país y así disfrutar de estos productos que el mar nos entrega con confianza y seguridad.

@ER
Recent Comments