Diario Digital

Inclusión, Autismo y Educación

autismo-06

Por  Rodolfo Arriagada Villanueva. Profesor de Educ. Básica.

Por estos días, con motivo de incentivar el aporte para la Teletón, ya que en teoría, es el tiempo de entregar mensajes que buscan llegar a lo más profundo de las emociones de las personas, ha llamado la atención el spot de una empresa láctea en el cual una familia celebra que su hijo en situación de discapacidad, por fin encontró un colegio donde podrá ser matriculado y estudiar como cualquier niño.

Pero ¿porque debería ser difícil encontrar colegio para un niño de movilidad reducida?

Cuando hablamos de igualdad de oportunidades, estas deben ser en todo ámbito que la sociedad propone y dispone. Tener acceso a Salud, Trabajo, educación y una jubilación digna, es el anhelo de toda persona. Pero para las personas en situación de discapacidad o con capacidades diferentes, tener acceso a uno de estos derechos, es casi una utopía.  Algunos creemos que es responsabilidad del estado proporcionar cada una de ellas, otros en cambio, creen que el estado solo debe garantizar que estos servicios sean proporcionados, no importa por quién y menos que tan buenos puedan ser. En este debate semántico, pareciera ser que la igualdad de oportunidades se diluye en la lucha entre quienes puede conseguir o simplemente pagar por esas oportunidades.

Personalmente creo, que la igualdad de oportunidades comienza con garantizar el acceso a la educación de todos y todas, sin importar su condición o capacidad. Pero lamentablemente en este sentido, el artículo N° 7 de la ley de inclusión viene a dar un fuerte golpe a quienes luchamos porque nuestros hijos sean incluidos en el sistema educacional tradicional, ya que permite que solo a los niños con Necesidades educativas especiales, se les puede seguir seleccionando. Y eso que la ley prometía poner fin a la SELECCIÓN, al lucro y al copago. En otras palabras, el estado sigue vulnerando los derechos de las personas en situación de discapacidad.

Por tal motivo, creo que el decreto N° 83 promulgado recién este 2015, viene a poner un poco de justicia a un segregador sistema educativo. En Chile NO existen estudiantes de segunda categoría, por lo tanto a todos, se les debe garantizar el acceso al curriculum común. Es decir, todo niño en edad escolar, se le debe enseñar lenguaje, matemáticas, historia, etc, no importando el establecimiento donde esté matriculado ni lo que diga un certificado de un médico tratante. Ese diagnóstico no lo hace menos capaz ni menos persona. Es así como entiendo la igualdad de oportunidades, sin educación especial, pero si con una educación universal. Todos con todos y para todos.

Para los padres y madres de niños con autismo, que anualmente enfrentamos la angustia y el constante peregrinar golpeando puestas de escuelas y colegio con un cupo en proyecto de integración,  es vital que este decreto no posponga su obligatoriedad, ya que con él, se viene a complementar los principios fundamentales de la inclusión educativa: PRESENCIA, PARTICIPACIÓN y APRENDIZAJE. Por favor…  No más decretos obsoletos. Es una cuestión de dignidad, la igualdad de oportunidades en educación es un derecho inherente a todo ser humano. Mientras el Ministerio de Educación no pueda garantizar la inclusión escolar, el estado de Chile, NO podrá garantizar la inclusión social.

Mientras el gobierno nos hace un guiño atendiendo a una de nuestras demandas, nosotros seguiremos luchando por una ley de Autismo…  y en cada marcha, seguiremos gritando fuerte…  Ley de autismo ahora…!!!  NUNCA MÁS SOLOS…!!!

 

@ER
Recent Comments