Diario Digital

Transporte capitalino y desigualdad territorial

fc06b264-c759-43c3-81f7-513f99859bde

Por Bernardo Berger Fett. Diputado

El Transantiago es un desastre, nadie lo puede negar, y a estas alturas es una olla sin fondo que sigue tragando más recursos cada año que pertenecen a todos los chilenos, incluyendo los de quienes no vivimos en la capital.

Me preocupa personalmente el efecto de los dineros que, como compensación, van a regiones, o más precisamente, que dejan de ir a regiones. Los últimos años el presupuesto ha subido efectivamente, pero no lo ha hecho en la misma proporción el Fondo de Apoyo Regional (FAR) en su eficacia efectiva.

El FAR no se ve reflejado en la práctica en más ejecución. 140 mil millones de pesos quedaron sin uso en el último año, porque aún no se cuenta con el reglamento para su uso o porque no se traduce en obras. Así las cosas, las regiones siguen pagando los costos de lo que se hizo mal en el ombligo de Chile.

Entretanto, yo espero que entre la cordura en el Ejecutivo y acoja una serie de propuestas que le hemos hecho para equilibrar la distribución del aporte público en transporte: aumento del subsidio a regiones, mejora en la infraestructura vial urbana, más apoyo al costo del pasaje a los sectores vulnerables, entre otras.

@ER
Recent Comments