Diario Digital

La educación un derecho y no un privilegio

unnamed

Por Marco Leal, seremi de Gobierno

Por muchos años la educación en nuestro país fue tratada como un bien de consumo y no como un derecho. Hoy, vemos cómo esto comienza a cambiar gracias a la Ley de Inclusión, la cual se enmarca en la Reforma Educacional impulsada por el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

Comenzó el proceso de gratuidad, donde hasta ahora 783 establecimientos del país se adhirieron a esta iniciativa, beneficiando a más 228 mil familias que desde marzo de 2016 podrán educar a sus hijos sin pagar nada. En nuestra región de Los Ríos el 2016 serán cerca de 10 mil estudiantes beneficiados.

La segregación en educación está llegando a su fin, garantizando la igualdad de oportunidades educativas, ya que nunca más el ingreso a un determinado establecimiento dependerá de cuánto pueden pagar las familias. Con hechos concretos, vemos cómo el discurso del terror de la derecha se cae a pedazos, pues el cierre masivo de establecimientos y el término de la educación particular subvencionada, no es real. La oposición nuevamente se equivocó, con su mirada de corto plazo y efectista.

Contamos con la confianza de los sostenedores respecto a este nuevo sistema. Dimos un primer paso, que se desarrollará con gradualidad, con un fuerte apoyo a los establecimientos, respetando sus proyectos educativos, porque sabemos que necesitamos un sistema mixto en educación donde exista la diversidad y la libertad de poder elegir el lugar donde se puedan formar las generaciones del futuro.

Con esta ley, los recintos particulares subvencionados podrán elegir sumarse a este nuevo régimen, mejoramos la calidad de su educación, ya que los recursos que aportará el Estado a estos planteles serán utilizados exclusivamente para fines educacionales. Además, esta normativa entrega un fondo para la recuperación y fortalecimiento de la educación pública de $250 mil millones anuales, por cuatro años.

El lucro, la selección y el copago son factores que han fomentado por años la discriminación y la inequidad. La evidencia de países con experiencias exitosas en materia de educación, indican que los cambios que estamos impulsando, son el camino correcto para alcanzar el desarrollo y generar una transformación profunda a nuestro sistema educativo que asegure calidad, inclusión y gratuidad para todos nuestros niños, niñas y jóvenes.

 

@ER
Recent Comments