Diario Digital

AIFBN:Declaración pública sobre catástrofe que afecta a La Araucanía

unnamed (3)

31 mar de 2015. Respecto a los dramáticos hechos que ocurren en las Comunas de Melipeuco, Curacautín y Lonquimay en la Región de La Araucanía, decretadas Zona de Catástrofe producto de los incendios forestales que los afectan, la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo (AIFBN) declara que:

Si bien valoramos el anuncio del Gobierno sobre nuevas acciones para afrontar esta catástrofe natural y social, lamentamos profundamente la pérdida de miles de hectáreas de flora y fauna nativa en dos Áreas Silvestres Protegidas del Estado y territorios aledaños habitados por comunidades que ven, con pesar, la pérdida de su patrimonio natural. Hay consecuencias trágicas que deben ser analizadas en profundidad, como la modificación del paisaje, pérdida de suelos y pérdida de ecosistemas, con severos impactos económicos, sociales y culturales que afectarán a las comunidades locales. Tomará siglos que todo vuelva al estado de desarrollo previo al incendio.

Manifestamos nuestra solidaridad ante la angustia de los compatriotas de las localidades afectadas, quienes desde las redes sociales hacen llamados desesperados para que la ciudadanía nacional tome conciencia de la magnitud social, económica y política que tiene esta catástrofe. Coincidimos con ellos en que el Estado, adolece de una falta de política e institucionalidad acorde a los desafíos, los cuales quedan en evidencia ante este tipo de hechos. Nos preocupa, además, el actuar de las comunidades que se han organizado para controlar el fuego en distintos sectores. Si bien su intención es la de detener el avance del fuego, no cuentan con la capacitación adecuada, lo que puede poner en riesgo sus vidas.

Este hito nos obliga, una vez más, a analizar desde un punto de vista crítico, nuestra actual institucionalidad y cómo reacciona frente a incendios forestales que, dadas las características de los territorios, presentan desafíos y énfasis distintos. Lo ocurrido en la Reserva Natural China Muerta y el Parque Nacional Conguillío nos llama a reflexionar cuáles medidas efectivas y de largo plazo debe implementar el Estado para que la institucionalidad y los Gobiernos Locales tomen decisiones en forma expedita y, además, cuenten con los recursos y personal humano necesarios para afrontar los incendios apenas ocurran.

En este contexto, resulta urgente mejorar las condiciones de los brigadistas quienes, en reiteradas ocasiones, deben afrontar los incendios en forma precaria. Este rubro se debe profesionalizar para que Chile cuente con verdaderos “bomberos de los bosques”. Debe existir una institucionalizad preparada para anticipar este tipo de catástrofes, junto con un amplio programa de educación y difusión del inmenso valor que tienen, en particular, nuestros bosques, y todos los espacios naturales de nuestro país.

No es suficiente legislar sobre medidas punitivas para castigar a los culpables, quienes intencionalmente o por negligencia provoquen un incendio forestal. También se hace necesario una política forestal explícita, que considere una política de incendios forestales, con una institucionalidad, recursos humanos y materiales que permitan una efectiva protección de los incendios forestales de nuestros espacios naturales.

 

Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo (AIFBN)

@ER
Recent Comments