Diario Digital

ANULAR LA LEY DE PESCA, no queda otro camino

30 mar de 2015. 

Por Jorge Bustos y Nelson Estrada, Presidente y Vicepresidente del Consejo Nacional de Defensa de la Pesca, Condepp

unnamed (2)

Cada día como dirigentes nos cuesta más creer en nuestras autoridades de gobierno, en especial las del Ministerio de Economía.

Hace poco se formó la federación que agrupa a la gran industria pesquera, una de sus primeras declaraciones fue que si no se terminaba con la pesca ilegal sería difícil recuperar las pesquerías. Esto que han dicho está muy lejos de la realidad, porque hoy nueve de las principales pesquerías se encuentran colapsadas y eso es su propia responsabilidad. Esta mega organización que agrupa a las siete familias, no fue creada para hacer declaraciones públicas, sino para influir en el gobierno para que éste no revise la Ley de Pesca. Hasta hoy dichas presiones han tenido éxito bajo el manto protector del sub secretario de Pesca Raúl Súnico.

No es somos nosotros en lanchas de hasta 18 metros los que depredamos el mar, tendríamos que vivir entrando y saliendo a alta mar día y noche y ni así haríamos daño. No somos tan tontos para destruir nuestra fuente de vida. Los grandes barcos de arrastre tienen de más la capacidad para depredar lo que nos pertenece a todos los chilenos.

A los pescadores artesanales de la Condepp y de muchas otras no nos falla la memoria, no podemos olvidar que por décadas a través del Consejo Nacional de Pesca (CNP), la gran industria determinó cuotas para su sector por sobre lo recomendado por el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP). Tampoco hay que olvidar que la pesca de arrastre, ha causado graves daños a la sostenibilidad de los recursos pesqueros. Por eso, uno de los puntos del programa de Gobierno es justamente terminar con ella.

Recalcamos esto, porque en reuniones previas y mientras era candidata la actual presidenta Bachelet nos dijo que estudiaría y revisaría la actual Ley de Pesca, más aún en el discurso del 21 de mayo del año pasado, nuevamente se refirió a este asunto en el Congreso en Valparaíso. Hoy después de un año de gobierno no se avanzó ni un centímetro. Los grandes problemas nacionales son muchas veces la suma de muchos problemas menores, nosotros los pescadores que vivimos exclusivamente de las pesca, debemos sortear a diario pagos de muchas cosas, pero que al final del día nos agobian de sobremanera. Tenemos que vivir junto a nuestras familias y eso pesa mucho. La Ley Longueira no pensó en nada más que sus intereses personales, ese egoísmo nos tiene anímicamente muy mal porque hemos pasado a ser chilenos de tercera categoría y eso no lo vamos a permitir, así se nos vaya la vida.

Los más de 50 mil pescadores artesanales agrupados en el gremio que representamos, (Condepp) tenemos la convicción que la única forma de recuperar las pesquerías, es anular la ley de Pesca para tener una institucionalidad que vele por el resguardo de los recursos pesqueros que pertenece a todos los chilenos, y no por los privilegios de las denominadas 7 familias.

 

@ER
Recent Comments