Diario Digital

Equidad y calidad para la Educación Parvularia

27 Julio 2014.

Por Erna Guerra, Seremi de Educación región de Los Ríos 

unnamed (1)

Existe un consenso a nivel nacional que la primera infancia es fundamental para reducir las desigualdades y avanzar a una sociedad más justa, es aquí donde se conforma la personalidad, se desarrollan experiencias cognitivas y afectivas que trazan las habilidades y conductas de la vida futura.

La educación parvularia incide en las oportunidades y capacidades de aprendizaje de las niñas y niños. Es por eso que en el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet queremos avanzar hacia una educación inicial de calidad, y el primer compromiso es establecer una nueva institucionalidad para la Educación Parvularia, iniciativa que forma parte de la reforma educacional que estamos impulsando. En ese sentido, estamos muy optimistas porque hace algunos días la Comisión de Educación del Senado aprobó por unanimidad el marco general y la idea de legislar sobre este proyecto de ley que crea la Subsecretaría de Educación Parvularia y la Intendencia de Educación Parvularia. La primera, permitirá diseñar y gestionar las políticas públicas tanto para jardines infantiles como colegios; y la segunda, verificará que los establecimientos educativos donde asisten niños y niñas desde los 0 hasta los 6 años cumplan con la normativa educacional.

En el marco de una reforma educativa profunda y estructural, que tiene como base los principios de acceso universal, calidad, gratuidad, fin al lucro y fin a la segregación, se ha considerado imprescindible diseñar una política integral de fortalecimiento de la educación parvularia, cuyo propósito sea asegurar la calidad de los establecimientos, ordenando y regulando las funciones y atribuciones de las distintas instituciones involucradas en el funcionamiento de este primer nivel educativo.

Esta iniciativa se suma al compromiso de la Presidenta Michelle Bachelet de aumentar la cobertura de la educación inicial a través de la creación de 4.500 nuevas salas cunas -que permitirán disponer de 90.000 cupos adicionales para los niños menores de 2 años- y la habilitación de 1.200 nuevas salas en jardines infantiles, que permitirán la incorporación de 34 mil menores entre 2 y 4 años.

Y en nuestra región, sólo para este año se anunció la instalación de 14 salas cunas para atender a más de 250 niñas y niños. Gracias a estas medidas las familias podrán tener más confianza en un sistema más regulado y protegido que contará, además, con el acompañamiento técnico pedagógico necesario para que los trabajadores de la educación inicial puedan desarrollar un buen proceso.

Perfeccionar la educación parvularia es clave para tener un país menos segregado. A pesar de que el retorno no es inmediato, tenemos la convicción de que es necesario mejorar las oportunidades de aprendizaje desde la cuna, la que será sostenible en el tiempo solamente teniendo marcos regulatorios efectivos y una institucionalidad que garantice el derecho a la educación.

@ER
Recent Comments