Diario Digital

SAG de Los Ríos infraccionó a seis cazadores en Itropulli

04 Junio 2014.

Los involucrados se encontraban cazando liebres con perros galgos y no portaban carnet de caza ni permiso del dueño del predio para dicha acción.

SONY DSC

La temporada de caza se inició hace dos mes y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) ha intensificado las fiscalizaciones en esta materia, buscando hacer cumplir las disposiciones que establece la Ley de Caza, desplegando operativos en diversos sectores rurales de la Región de Los Ríos.

En este sentido y gracias a la colaboración de la ciudadanía, inspectores del SAG fiscalizaron un grupo de seis cazadores en el sector de Itropulli en la comuna de Paillaco, quienes según la denuncia, se encontraban cazando liebres al interior de un predio particular sin autorización.

“Al momento de la fiscalización, se trataba de seis personas que se trasladaban en una camioneta, acompañados de trece perros y no poseían carné de caza ni la autorización expresa del dueño, por lo cual se les infraccionó con una multa pecuniaria”, detalló el Director Regional (TYP) del SAG, Jorge Cid, quien destacó el rol de la entidad en la protección de los recursos naturales.

La seremi de Agricultura, Claudia Lopetegui, señaló que, “como Ministerio y en particular como Servicio tenemos la misión de proteger nuestros recursos naturales, para así promover una agricultura sustentable, entregándole valor a nuestro patrimonio, lo cual es prioridad para el Ministerio de Agricultura en el Gobierno de la Presidente Michelle Bachelet”.

Según lo establece la normativa de los permisos de caza y captura, la caza sólo se podrá practicar previa obtención de un permiso otorgado por el SAG, el cual tendrá una vigencia de dos años calendario y habilitará a su titular para practicar la caza mayor o menor, además de la autorización expresa del dueño de la propiedad. Fuera de ello, el cazador debe contar con la inscripción y permiso de porte de armas.

Para quienes no cumplan con disposiciones vigentes se exponen a multas de hasta 25 UTM, retención del arma por seis meses y suspensión del permiso de caza e inhabilitación para obtenerlo nuevamente. Sin embargo, las sanciones podrían incluir hasta tres años de prisión y una multa de hasta 100 UTM, si así lo dictaminase un juez de garantía.

Cabe recordar que la temporada de caza comenzó el 1 de abril y se mantendrá abierta hasta el 31 de agosto, siendo lugares prohibidos para cazar los zonas urbanas, los parques nacionales y el sector Vegas de Trumao en la Región de Los Ríos.

 

@ER
Recent Comments