Diario Digital

Nuestra última voluntad: ser o no ser donantes

 Carlos del Río Molina

felipe_cruzatSin duda el tema de la donación de órganos es complicado. “Otra cosa es con guitarra”, podríamos decir en buen chileno. Lo pudimos apreciar en el caso del niño Felipe Cruzat: se abrieron esperanzas de salvar su vida al conocerse de un “posible” donante en el sur de Chile, pero -por voluntad de la persona fallecida- los órganos no fueron donados. Bien sabemos todos que Felipe falleció a causa de su dolencia cardíaca, a la espera de un donante que nunca llegó.  

Sin duda un tema que abre un debate moral con respecto a la “voluntad” de las personas al momento de su fallecimiento. Algunos pueden pensar que es un asunto de “respeto”, otros que es egoísmo. Vamos a hechos concretos…

La Corporación del Trasplante entregó las estadísticas para el 2008, destacando la cifra de 116 donantes efectivos durante el año, situación que no había ocurrido desde el año 1988. Si tomamos en consideración que la lista de trasplantes en los últimos 5 años se ha duplicado, nos queda mucho por avanzar.

Pero, ¿qué motivos llevan a los chilenos a no ser donantes? Unos de los miedos al decidir ser donantes pasa, como en muchos otros casos, por un problema de información y de educación. Existe mucho temor con respecto a verdaderos mitos creados bajo la ignorancia colectiva respecto a la donación de órganos, mitos que cada día atentan contra la decisión de ser donantes y poder salvar una o varias vidas. Uno de estos es la eventual extracción de órganos antes de constatar la muerte del paciente y posible donante.

¿Cuáles son los procedimientos para ser un donante efectivo de órganos?

  • Identificar al donante
  • Solicitar la donación a la familia
  • Preservar y mantener el/los órganos a trasplantar
  • Coordinar los equipos médicos quirúrgicos de extracción de órganos y de trasplante
  • Administrar el protocolo de inmunosupresión

 

¿Y qué dice la Ley que regula esta materia? Transcribo aquí sus aspectos fundamentales:

Ley 19451

ESTABLECE NORMAS SOBRE TRASPLANTE Y DONACION DE ORGANOS

“TITULO I {ARTS. 1-3}

Normas generales

Artículo 1°.- Los trasplantes de órganos sólo podrán realizarse con fines terapéuticos.

Artículo 2°.- Las extracciones y trasplantes de órganos sólo podrán realizarse en hospitales y clínicas que acrediten cumplir con las condiciones y requisitos establecidos por las normas vigentes. Dichos establecimientos deberán llevar un registro de las actividades a que se refiere el inciso anterior.

Artículo 3°.- La donación de órganos sólo podrá realizarse a título gratuito y será nulo y sin ningún valor el acto o contrato que, a título oneroso, contenga la promesa o entrega de un órgano para efectuar un trasplante.

Los gastos en que se incurra con motivo de la extracción del órgano que se dona, forman parte de los gastos propios del trasplante e imputables al receptor.

donanteVaya que es para largo la discusión de  lo “ético” en este asunto de tomar la decisión de ser donantes o no, como también si somos capaces de cumplir con la última voluntad de nuestros seres queridos… Tanto para respetar su decisión de conservar sus órganos al momento de fallecer, como de entregarlos a quien los necesite para prolongarles y por qué no decirlo, de regalar vida con nuestra partida.

La decisión la tenemos nosotros, ¿buena o mala? Sólo Dios lo sabe… ¡Pero de ignorancia ya no podemos pecar!.

 

 Ilustración: Radio “Cristiandad”.

@ER
Recent Comments