Diario Digital

La Unión tiene Cerveza Artesanal

06 Enero 2014.

En las fauces de la modernidad, los procesos industriales arrasan con todo lo que en su camino digne cruzarse. Los artesanos aparecen entonces como esbozos de libertad y nos regresan al tiempo real, a  la tierra y la magia. Para muchos, la fabricación de cerveza  deriva de un complicado proceso de fermentados, pociones, elevadores y esclavos asalariados que producen mucho a cuenta de poco. En nuestra constante búsqueda de aquellos esbozos, nos encontramos con un colega de antaño, los recuerdos son inevitables, la conversación amena. Aquí decanto el encuentro con un productor local del preciado elixir de la vida, la cerveza. El mágico sabor de los granos horneados a fuego de paciencia y perseverancia.

unnamed

 

Pedro Cares Arcos, con 25 años de edad, estudiante de Pedagogía en Historia con un claro look cervecero y unas pintas punk que lo dan a conocer antes de pronunciar palabra alguna, junto a Génesis Delgado, dómine en pedagogía histórica, son los responsables de este placer embotellado.

Dos Motivos

“Siempre tuve la intención de producir cerveza. En un principio había una falta de información, tenía la noción y todo pero no manejaba el proceso y después vimos que no era difícil. Ya tengo 25 años y  ni una papa pelá. Estoy estudiando  y no quiero terminar metido en una sala de clases todo el día, revisando leseras sin tener vida. La idea es tener algo independiente, que nadie te webee

Proceso

“En un principio Génesis (su polola) era mi socia capitalista, ella comenzó comprando las cosas, luego postulamos a un proyecto y con ese dinero ya empezamos  a comprar y producir para vender. En marzo ya empezamos a experimentar sin tener mucha idea, hacíamos de a 20 litros cada dos semanas y así fuimos probando. Nuestra idea es que el producto nos sea rentable, tampoco la idea es de sentarme en un sillón solo a recibir plata, tener empleados nunca ha sido  mi idea, aquí participa incluso mi hijo, toda mi familia y si contratamos una persona, bueno, las ganancias se reparten”.

Al son de rubias y morenas hasta las siete de la mañana Errante Cerveza

-¿Industrializar “Errante…”?

-No, jamás, deja de ser una pasión, te transformas, al final, la idea es que nos dé para poder fabricarla, vivir, siendo independiente, libre entre comillas y no estar dependiendo de alguien que te pague un sueldo. Nosotros partimos hace poco no más vendiendo. En septiembre, en una feria, (por el dato de un amigo). Después participamos en Osorno y Coique y después acá en La Unión. A la gente le ha gustado caleta nuestra cerveza, creo que tenemos la receta precisa, de hecho nuestra cerveza es hecha a nuestro gusto, es amarga, tiene cuerpo y eso le ha gustado a la gente. Son cinco grados  alcohólicos, que son la medida justa y nos manejamos entre esos parámetros, más adelante iremos probando con otras variedades, más fuertes y cosas así.

-¿De qué manera obtienes los insumos?

-Como está de moda producir cerveza, no es muy difícil conseguir los ingredientes, ahora hay hartos locales en donde te venden todo, en Santiago particularmente, En  Temuco compramos el resto, pero lúpulo y levadura, todo se trae de Santiago.

-¿Y qué piensa tu familia?

-En un principio no me compraban mucho, pero ahora que se está produciendo, tenemos hartos contactos, hemos participado de ferias.. Ahora estamos todos metidos, lavando botellas, embotellando, lo que sea.

-“Errante Cerveza”, ¿por qué?

-Habíamos pensado un nombre pero todos nos agarraron pal webeo. Se iba a llamar Los Llanos de La Unión, porque así se llamaba esta ciudad antes. Me decían que se parecía a Los Charros de Lumaco, así que surgió “Nómade”, igual que nosotros como familia, que siempre nos hemos movido para todos lados,  así que nos pareció. Pero como ya existía, buscamos un sinónimo y encontramos “Errante”, nos pareció bakan. Nosotros igual le damos un contexto local, porque esta ciudad estuvo en varias partes y fue una ciudad errante, siempre en movimiento y eso siempre le explicamos a la gente, nuestra idea es potenciar la ciudad y La Unión como no tiene weás nuevas, explotar La Unión. Entonces pa darle un poquito de matices, “Errante”.

-¿Cómo lo hacen para la distribución?

-Para nosotros ha sido difícil. Acá no están acostumbrados a la cerveza artesanal. Cuando hemos ido a  locales, no  pescan mucho. Ellos compran otras marcas. La misma cantidad y por menos precio, entonces no nos compran porque no les sale a cuenta. Pero por ejemplo en La Pirámide nos recibieron de una, así que de a poco no más. Aquí los más contentos son los amigos, más encima puros wenos pal litro. Igual todo el que viene se toma su cerveza, tampoco le doy color.

-¿Es productiva la participación en ferias?

-Las ferias no son como pa ganar plata pero sirven para hacer contactos, alguien se lleva una muestra y siempre se van “pelando papas”.

-¿Proyección?

-Bien puesta en el mercado local, generando lucas para mantenernos, sin salir del proceso artesanal, porque lo que he cachado es que después la mayoría de los cerveceros artesanales compran tanques casi industriales y se va perdiendo esa magia. Por ejemplo, te venden equipos pa mil litros, tú le metes las cosas de a poco pero nunca estás en contacto con la cerveza. La ves cuando está lista, no más, y eso no es artesanal. Para mí, artesanal es estar metío en el proceso, viendo los ingredientes, igual que sea fácil para nosotros, pero nunca perdiendo el horizonte.Mejorar el proceso pero sin perder la gracia. Tampoco me veo en cinco años más con auto nuevo, casa nueva, esa no es nuestra meta, no queremos meternos tanto en el sistema. Mi volá siempre ha ido en contra de todo esto a pesar de que producir cerveza sea un acto contradictorio. Eso siempre lo discutimos, siempre está esa disyuntiva. Queremos llevar esto lo más alejado de ser un capitalista o un pequeño burgués, ser un micro empresario pero nunca alejarte de tus ideas. “Errante” es un producto casero, la casa está llena de ollas, botellas, la gente piensa que tenemos una fábrica y no es así, casi un producto casero es lo que hacemos”.

 

@ER
Recent Comments