Diario Digital

Municipio de Río Bueno: ¿nueva forma de gobernar?

7 noviembre, 2013

IMG_0322

En un secreto a voces se han convertido los manejos internos en el municipio de Río Bueno, que han tenido como protagonista en diversos casos a la actual encargada de la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco), Andrea Soto.

La situación ha llevado a varios profesionales a renunciar a su fuente laboral en el municipio, abandonando su empleo por lo que califican en algunos casos como “continuas presiones” de parte de la Dideco Soto. Otros, han sido despedidos sin un fundamento verosímil. Los despidos , renuncias y desvinculaciones superan holgadamente la decena de casos.

Rechazo generalizado a renuncia

La renuncia de la asistente María Isabel Moncada, quien durante varios años ocupó el cargo de jefa de la Oficina de la Mujer en el municipio motivó una carta de respaldo a la funcionaria por parte de la directiva y socias de la Mesa de la Mujer Rural, dirigida al alcalde Luis Reyes, al concejo municipal y a la directora de Dideco. Dicha carta (ver anexo al final) no hizo más que sacar a la luz uno de los problemas que hoy se viven al interior de la entidad: la mala relación y el trato –calificado de “desconsiderado”- que Andrea Soto ha tenido con diversos profesionales que laboran o ya dejaron de hacerlo en la repartición a su cargo.

 

hqdefault

Dideco Andrea Soto (Foto: Radio San José de Alcudia)

Nelly Ríos y Sonia Sobarzo, presidenta y directora respectivamente de la Mesa de la Mujer Rural, señalan a Diario El Ranco que les parece que la salida de la asistente social María Isabel Moncada se debió a que la Dideco Soto “nunca ha aceptado a funcionarios mejores que ella como personas y como profesionales”. Las dirigentes agregan que la carta en respaldo a Moncada -enviada el pasado 2 de octubre- no fue leída en el Concejo Municipal, lo que las llevó a hacerla pública en una radio local. Luego, en una reunión con el alcalde UDI, Luis Reyes, le enrostraron su molestia por este hecho. Reyes les replicó que “ella era una muy buena profesional dentro del municipio y los motivos de su renuncia fueron personales”. Dice Nelly Ríos: “Nosotras seguimos dolidas por esta situación, ya que era una buena profesional y una excelente persona. Estamos dolidas no porque ella haya renunciado, sino más bien por la presión que la llevo a renunciar”.

Sonia Sobarzo recalca que Moncada era un excelente profesional y que les había ayudado mucho a desarrollar su organización. Consultada sobre que lo que originó la renuncia de María Isabel, la dirigente señala “de acuerdo a lo que se comentaba en el momento, creo que la directora de Dideco es el problema ahí, no sé si hubo problemas profesionales o más personales, pero el problema fue con ella”.

Este medio trató de contactar a la asistente social María Isabel Moncada para conocer su versión de los hechos, pero ella se excusó de entregar su testimonio, aduciendo que sus declaraciones podían afectar su actual relación laboral.

A estas alturas es claro que los funcionarios del municipio riobuenino viven un enrarecido clima laboral. Algunos profesionales “se atreven” a hablar y otros prefieren no ser mencionados en este reportaje, pues temen no poder encontrar un nuevo trabajo o perder el que tienen. Una ex funcionaria dice off the record que los contactos e influencias del municipio para “hacerles la vida imposible” parecen no tener límites. Hablan de lo que califican como “calvario” que debieron soportar durante su dependencia laboral de la Dideco Soto: trato desconsiderado, no entrega oportuna de informes a su jefe, el alcalde Reyes, nula disposición para resolver problemas, etc.

presidenta Adulto mayor

Águeda Delgado

Más “diferencias” con la Dideco

Águeda Delgado es la presidente de la Unión Comunal del Adulto Mayor en Río Bueno, que agrupa a más de 33 organizaciones en la comuna y que tiene más de 1200 socios.

A su presidenta y la directiva, el despido de la encargada de la oficina del adulto mayor no las tiene contentas. Aunque han pasado varios meses desde que la encargada, Lorena Quezada, fue despedida, hecho ocurrido el 30 de noviembre del 2012. Quezada trabajó a honorarios durante mucho tiempo  en la municipalidad.

Dice Águeda Delgado: “Para nosotros, ella fue una buena funcionaria, estaba muy preocupada del adulto mayor, tenía una gran voluntad cada vez que la necesitábamos. Ella fue muy importante en el desarrollo de esta Unión Comunal y para cada uno de nosotros como adultos, como personas. Eso que ella no haya tenido un título de asistente social no tiene nada que ver. Este fue el motivo que nos dieron para haberla despedido. Pero para nosotros es más importante la calidad humana de las personas. También nos dijeron en su momento que ella no cumplía sus labores, pero eso no fue nunca así. Ella estuvo enferma 2 meses y fue grave y no pudo realizar sus actividad, pero eso no quiere decir que nos dejó abandonadas, estaba siempre con nosotros”.

Agrega la dirigente: “Al momento del despido nos señaló Lorena que hubo diferencias de personalidad, nos señaló que no se llevaba bien con la Dideco Andrea Soto, por eso -para mi modo de ver- fue más personal que profesional su despido”.

Le consultamos por su evaluación de la gestión de la Directora de Desarrollo Comunitario y señala: “Ellos son los encargados del adulto mayor, pero yo veo que no están envueltos con nosotros, con nuestras actividades. Brindan apoyo como detrás… y ahora mismo encuentro que no están dando un soporte como debería ser, un apoyo. Por ejemplo, las comunidades de adulto mayor rurales: la única radio de la comuna que se escucha en el campo es la Entre Ríos pero no pasan ningún aviso ahí, entonces la gente del campo no sabe qué tipo y cuándo se están haciendo actividades, ahora este mes tenemos actividades del adulto mayor y no hemos escuchado nada”.

En su momento esta organización dio a conocer su malestar al concejo municipal y al alcalde Luis Reyes, sin embargo –dice Delgado- “el concejo municipal pidió reintegrarla pero no pasó nada hasta el día de hoy. Y el alcalde nos señala que no la va a reintegrar, así de simple. No entrega más fundamentos”.

Mala evaluación de Indap a la Gestión Municipal 

Patricia Pérez es médico veterinario, egresada de la Universidad de Chile y con mucha experiencia en la empresa privada y pública. Patricia comenzó a trabajar en el programa Prodesal del municipio, donde a poco andar fue ascendida al cargo de coordinadora del mismo. Muy pronto se le fueron presentando variados problemas con la Dideco Soto, que entrababan su trabajo. Nos señala: “No apoyaba en nada y, es más, malintencionadamente me dejaba mal y no dejaba que avanzara en la pega, para después eso mismo usarlo en mi contra”.

Esta profesional fue despedida de su trabajo en la municipalidad de un día para otro. Trabajaba igualmente con boletas de honorarios y al despedirla, Andrea Soto esgrimió un informe social que emitió INDAP, en el que supuestamente evaluaban negativamente su desempeño.

DSC02147

Consultamos al encargado de área de INDAP en Río Bueno, Claudio Tapia, respecto a ese documento y aclaró que “este informe de satisfacción lo realizan los mismos usuarios y en este caso, con nota que no era tan mala comparada con otros municipios. Las críticas eran solucionables”.

Le preguntamos si cree que ese informe podía ser determinante para despedir a la profesional. Tapia responde: “Esas decisiones son de la municipalidad, nosotros lo único que hacemos es que estos dirigentes elaboren su informe a solas y emitan su opinión”.

Claudio Tapia dice que si bien el último informe con evaluación regular tenía como contraparte a Patricia Pérez, los informes anteriores habían sido negativos y la contraparte municipal  (la funcionaria mal evaluada) era la propia Andrea Soto.

Patricia Pérez nos aporta muchos antecedentes, correos y documentos que respaldan su versión respecto a que se comunicó muchas veces con Andrea Soto para resolver cuestiones de gestión que a ella competían, sin obtener ni siquiera una respuesta mediante e-mail de la Dideco.

Pérez fue despedida de su trabajo el día 1 de mayo recién pasado, sin previo aviso legal. Andrea Soto –quien “no levantó la vista mientras me comunicaba el despido”, dice la profesional- responsabilizó al informe de Indap por la medida.

El clima laboral en la entidad edilicia riobuenina parece ser similar al que se vivía en el periodo de dictadura. Existe mucho temor de “caer en desgracia ante los jefes”.  Así se puede apreciar -por ejemplo- con lo sucedido a Patricia Pérez, quien señala que luego de su despido, algunos de sus colegas temían acercarse para solidarizar con ella y evitaban ser vistos en su compañía, para no exponerse a correr parecida suerte.

¿Quién manda en la Municipalidad de Río Bueno?

Otro funcionario riobuenino -quien omite dar su nombre- trabajaba a honorarios y fue igualmente despedido de su trabajo. “De cierta forma, no hay jamás una seguridad en el trabajo que uno realiza en la municipalidad”, comenta.

Refiriéndose a las motivaciones de su despido dice: “Las razones que me dio mi jefe directo, el director de SERPLAC, no tenían nada que ver con lo profesional, sino que llegaba a término nuestro convenio y por tanto ellos no tenían la obligación moral de recontratarme. Así son todos los convenios a honorarios. Desde ese punto de vista uno no reclama, porque sabe que no dará ningún resultado. El tema es que la notificación de un despido que se rige por el Código Laboral, exige un aviso de un mes previo, que es lo mínimo. Yo ya intuía que no iba a seguir porque habían despedido a mi señora. Entonces tú asumes la situación sabiendo que no tienes manera de ejercer presión o tener alguna reparación de eso, porque revisando los casos judiciales que han existido, ninguna persona que ha estado contratada a honorarios se rige por el estatuto administrativo ni por el Código del Trabajo. Estás en una situación de igual a igual con el municipio, que es una organización que tiene más medios para defenderse que un trabajador común y corriente o un profesional que boletea”.

Nuestro entrevistado agrega que declaradamente su despido no se debió a razones profesionales: “Don Wilson, que era mi jefe, de manera muy respetuosa me dijo que él no tenía ningún reparo respecto a mi trabajo, por lo tanto uno concluye que no tiene que ver con razones profesionales. En la misma reunión en la cual a mí se me notifica -10 días antes que expirara mi contrato- estaba el administrador municipal y él me dice que, en realidad, todas las razones son “políticamente correctas”, y que no tenían que ver con mi trabajo. Yo le dije que lo entendía muy bien, que se me desvinculaba porque yo era el marido de una funcionaria que también lo había sido. Y como a mi señora la habían despedido injustamente, mucho antes que venciera su contrato, ellos podían suponer que yo no haría un buen trabajo para alguien que, en primer lugar, echó a mi señora. Porque tengo entendido que la oficina a cargo de mi señora funcionó súper bien y solamente no se llevaba bien con la Dideco, Andrea Soto. No había nada más. Ella no contaba con la confianza de la Dideco, y eso fue razón suficiente para que la despidieran. Luego, el alcalde habló mal de mi señora en un concejo y los concejales plantearon su rechazo a esa desvinculación y también la rechazaron los adultos mayores de la comuna.

-Esto ha pasado con varios profesionales, que han tenido un buen desempeño pero son despedidos o renuncian por “razones personales”. ¿Como analizas tú esta situación?

-No tengo tanta información –dice el ex funcionario-, pero a María Isabel la desvincularon por un tema de liderazgo. Ella logró que se hiciera notar la Oficina de la Mujer…esa oficina no tenía ni nombre antes que ella llegara… y de un rato a otro, resulta que “renuncia por motivos personales”, antes que venciera el contrato de honorarios.

Ahí privilegian su trabajo de equipo que es liderado por el alcalde y su mano derecha, que es la Dideco. Si la Dideco es la mano derecha, las decisiones que tome ella él no puede contradecirlas, aunque los profesionales hayan ayudado a construir un capital profesional para el mismo alcalde.

-Hay quienes opinan que “en la municipalidad manda la Dideco y no el alcalde”, ¿compartes esa percepción?

-Esa opinión la he escuchado en varias oportunidades y en cierta medida la comparto. Y eso pasa también con el asesor jurídico (Álvaro Jaramillo). Aquí se hace lo que la Dideco quiere, y se entiende eso: ella quiere hacer un capital social para ella y así sustentar una carrera política de diputado o lo que el alcalde tenga en mente.

Concejales

El concejal DC, Ricardo Maldonado, expresa: “Es una situación lamentable la que se ha vivido en esta municipalidad con la actual gestión municipal. Cuando esta gestión se hizo cargo del municipio se produjeron una serie de despidos, todos de índole político, lo que en su oportunidad nosotros criticamos.

Con respecto a Lorena Quezada, en su momento poco y nada fue lo que pudimos hacer porque en las presentaciones que hicimos en el concejo, lamentablemente el señor alcalde cerró filas y no permitió discusión alguna. La gestión y la administración recaen en el alcalde y no en el cuerpo de concejales. Aquí no hubo forma de poder revertir la situación de esta funcionaria. También quiero agregar otro caso: el de la profesora Gloria Chacón. Cuando fue despedida, el señor alcalde se permitió referirse en muy malos términos con respecto a la labor que ella desempeñaba en una escuela. También lo hizo con Lorena. Se refirió a ella muy mal, en un concejo municipal. Está en las actas del concejo. Del caso de María Isabel me enteré por ustedes. No se ha hecho presentación en el concejo municipal de esa carta que me señalas que fue enviada al concejo. Lamento profundamente su desvinculación, ya que era una profesional de mucho carisma y que hacía un buen trabajo.

Para las desvinculaciones, lamentablemente el alcalde se pone la normativa en el bolsillo trasero, parece, porque no se nos informa ni de la contrata ni de las bajas de funcionarios”.

-¿Su labor de concejal es fiscalizar y si hay irregularidades, su deber es denunciar a quien corresponda. ¿Por qué esta situación sigue pasando con los profesionales?

-Es efectivo lo que mencionas, pero aparte de nosotros exponer el tema y discutirlo no podemos ir más allá de la explicación que nos da el alcalde, cuando se está desvinculando gente. Las personas tienen que hacer las denucias por sus propios medios y tienen que ir hacia las instituciones que corresponde.

DSC00416

Concejala Silvia Yunge

La concejala Silvia Yunge (RN) con respecto a esta salidas o renuncias por presiones en el municipio de Río Bueno dice: “siento mucho la renuncia de María Isabel Moncada a la Oficina de la Mujer. Fue una excelente profesional. Yo pertenezco a la Mesa Rural de Mujeres, trabajamos muy unidas a ella y la verdad es que, para mí, ella como profesional fue un siete. Extrañé mucho su partida. Las razones que se han dado de su salida no las comparto. María Isabel hizo un trabajo excelente y para el municipio es una tremenda pérdida el alejamiento de esta funcionaria. Da pena que no se valoren los buenos profesionales que tenemos y que hacen que nuestro municipio esté cada día mejor evaluado a nivel regional.

-El caso de Lorena Quezada y otros funcionarios despedidos o a quienes no se les renueva el contrato sigue repitiéndose en el municipio…

-Hay cosas que por mucho que seas concejal, no están en tus manos decidir. Tú puedes mostrar tu parecer, tus opiniones, pero más allá, lamentablemente nosotros como concejales tenemos muy pocas atribuciones. Espero que aquí haya decisiones bien tomadas. Debe haber una evaluación de los funcionarios y no sé si los están evaluando bien o lo que está pasando.

-¿El rol fiscalizador de ustedes no les permite saber o conocer a los funcionarios que se contratan o por qué no se les renueva su contrato o se los despide?

-Lamentablemente nosotros no tenemos injerencia ahí.

-¿Como valora la gestión de Andrea Soto, directora de la Dideco?

-……….. (La concejala de la Alianza guarda silencio).

.

Municipio no se refiere al tema

Diario El Ranco intentó durante varios días conversar con la encargada de Dideco, Andrea Soto. Buscamos diversas vías de comunicación pero nunca se le encontró en su lugar de trabajo o probablemente se negó su presencia. Tampoco contestó los llamados telefónicos para conocer su punto de vista sobre estas acusaciones.

Posteriormente intentamos contactarnos con el alcalde Luis Reyes. Ante nuestra insistencia, Reyes declinó recibirnos personalmente, derivándonos donde su encargado de prensa, Gerhardt Brandt. Nuestra entrevista con Brandt fue breve. Se limitó a señalarnos que el municipio no se referirá al tema de nuestro reportaje.

 

ANEXO

Extracto de la carta de respaldo a la asistente social María Isabel Moncada enviada por la Mesa de la Mujer Rural, que no fue leída en el Concejo Municipal:

Río Bueno, 02 de octubre 2013

Señores:

Luis Reyes Álvarez Alcalde

Consejo Municipal de Río Bueno

Andrea Soto Ojeda Dirección de Desarrollo Comunitario.

Junto con saludarles cordialmente, la Mesa Rural de Mujeres y sus socias mediante la presente carta le hacen saber formalmente el malestar y sentir sobre la renuncia de la Encargada de la oficina la Srta. María Isabel Moncada Catalán ya que es una persona que ha estado constantemente preocupadas de la Mesa Rural y de sus socias, ha trabajado incansablemente e incondicional para nosotras, y es por esto que nosotras lamentamos la pérdida de su labor dentro del municipio ya que siempre ha sido una destacable profesional muy comprometida con su trabajo.

Sin convencernos de su partida solicitamos que vuelva a retomar sus funciones laborales debido a que para nosotras como mesa es un pilar fundamental para nuestro funcionamiento y no es culpa de nosotras el problema personal y laboral interno del municipio.

(…………)

Se adjunta respaldo con listado de firmas de las dirigentes representantes de los 16 sectores rurales que conforman la Mesa Rural de Mujeres.

Mesa Rural de Mujeres de Río Bueno

 

@ER