Diario Digital

Miriam Álvarez y una pequeña empresa que crece dulcemente en Río Bueno

16 octubre 2013.  Miriam Álvarez, casada, 2 hijos, vive actualmente en la ciudad de Río Bueno, donde junto a su esposo desarrollan un emprendimiento de producción y venta de miel. María hace 3 años que se unió a su esposo para mejorar el proceso. Para ello ha realizado perfeccionamientos en ventas y marketing, lo que le ha permitido darle un plus a sus productos. Su empresa se llama “Miel Nicodi”.

Primeros pasos

Han pasado 20 años desde que su marido comenzó con dos colmenas en el rubro de la apicultura, actividad que realiza no con una dedicación 100%, ya que trabaja en forma dependiente. El perfeccionamiento continuo en apicultura era necesario para llevar bien el negocio y éste ha evolucionado desde arrendar sus colmenas a huertos de fruta de la zona, hasta hoy que producen miel para consumo.

Crecimiento

Hoy la empresa ha tomado nuevos bríos a pesar de que su esposo no está dedicado de lleno a la actividad. Señala María: “podríamos tener 200 colmenas, pero la mayor tiempo del día mi marido lo dedica a su trabajo. A pesar de ello, tenemos 90 cajones y están ubicados en una parcela en el sector de Cachillahue, donde está la producción, planta y envasado de la miel”. Agrega: “Hoy estamos preparándonos para la temporada que ya comenzó, pintando cajones y preparándonos con todo nuestros equipos…esta temporada comenzó en agosto con los primeros rayos del sol”.

-¿Cuándo y por qué tomaste la decisión de ayudar a tu esposo en el negocio de la miel?

-La verdad es que yo le pego harto a la parte comercial, ya que he trabajado muchos años en ventas, pero de otros negocios. Un día tome la decisión y dije que me iba a meter a la parte ventas. Antes nos entraba una platita cuando se arrendaban las colmenas a las empresas de berries para polinizar y no nos dedicábamos a la venta de miel porque nuestro objetivo era otro, esto se terminó. Hace tiempo que ya no trabajamos con polinización y estamos abocados a producir 100% miel para consumo. La temporada 2013 la producción fue de 1080 kg. La cosecha se realiza en los meses de enero y febrero y cuando la temporada es buena se puede cosechar en diciembre.

Marketing

Desde que se hizo cargo han mejorado las ventas, señala Miriam: “este año entré a un Programa de Mujeres Trabajadoras y Jefas de Hogar de la municipalidad y ha sido un programa maravilloso, donde nos han capacitado en ventas, cómo elaborar proyectos, productos… De aquí yo me planteé diseñar un producto, un etiquetado para la miel y me quedan muy lindos mis potes de miel con el logo, con todos mis datos. Así, la gente me llama. Más encima, nos entregaron 100 mil pesos para nuestro emprendimiento y yo compré madera para hacer más cajones”.

Futuro

Respecto a sus proyecciones, concluye Miriam: “Yo sueño con tener un local donde vender la miel y productos derivados, como cremas, etc. Y galletas de miel, porque hasta eso hago. Ese es mi gran sueño”.

@ER
Recent Comments