Diario Digital

Plegaria de un niño

La siguiente colaboración fue enviada por nuestra lectora Gabriela Bustos C., de Río Bueno. Agradecemos su aporte:

Plegaria de un niño

Un paso hacia el amor, dejando atrás un gran dolor, se queda aquí el corazón, se divide la vida,se vislumbra la partida, pero aquí esperando un abrazo, hay un pequeñito, que no entiende los porqués, ni entiende razón, solo sabe que ama a su madre con todo el corazón , las lagrimas no alcanzan para pedir perdón, el daño esta hecho, no se puede evitar aunque  ría a ratos él no la deja de pensar, y espera esos brazos, que siempre calor le dan, la recuerda sonriendo, abrazando con ternura, los días pasan, le cuentan cosas que no entiende, porque los problemas de grandes no logra asimilar, el ama sin razón a la que desde siempre es y será su mamá, y por las noches llora quedito, que no lo puedan oír, su corazón chiquito añora esos brazos y esos labios que con besos aminoraban las fiebres y cualquier dolor, solo sabe que su madre es la única capaz de sanar su corazón, y  espera ese encuentro para poder regalar ese amor reprimido que a nadie más va a brindar, abraza, madre, a tu niño, apriétalo con ternura que para ese dolor tú eres su única cura, no hay doctor que sane esa herida sangrante, cúbrelo de besos, no esperes un instante, y verás como sonríen sus ojitos y se apagará la pena, él te ama sin preguntas, él no sabe de problemas, él cierra los ojitos y te sueña,  de su corazón eres la única dueña, “madre, no me olvides”, parece él pedir, mi padre está conmigo, pero yo te necesito a ti, en sus plegarias él le pide a Dios regreses y que nada los separe, pues extraña y necesita lo abraces y lo beses, lo guíes y que no lo sueltes de tu mano, él extraña tus caricias, él se siente abandonado.

 

Gabriela Bustos C.

@ER
Recent Comments