Diario Digital

Ambicioso proyecto se propone capacitar a hortaliceros de la zona para mejorar su productividad

Unos cincuenta pequeños agricultores de la provincia del Ranco y la comuna de Paillaco se están viendo beneficiados con el Programa “Articulación Público Privada” (APP). El proyecto, que tiene una inversión total de 19 millones de pesos, ha permitido -entre otros objetivos- capacitar a profesionales de los Programas de Desarrollo Territorial Indígena y de Desarrollo Local de INDAP, para entregar una mejor asesoría y apoyo a los pequeños agricultores de la cuenca del Ranco.

Este proyecto -financiado por SERCOTEC- es un instrumento nuevo, el primero en comenzar su ejecución en Los Ríos y entre los primeros a nivel nacional. Es un buen desafío, que cuenta con la posibilidad de ser replicado en los próximos años, generando actividades y objetivos complementarios al actual, buscando fortalecer las capacidades de gestión de negocios, competencias tecnológicas y de innovación de los profesionales participantes.

Las instituciones y empresas involucradas son la consultora NOVO Empresa y las municipalidades de Río Bueno, La Unión, Futrono, Paillaco y Lago Ranco, además de los profesionales de los programas PDTI y PRODESAL de Indap de estas comunas.

Cabe destacar que este proyecto se inició en la comuna de Río Bueno bajo la coordinación de Patricia Pérez, encargada del programa Prodesal,quien señaló a Diario El Ranco: “Este es el primer taller de capacitación de dos que se dictaran para productores de la cuenca del Ranco y Paillaco, en el marco del proyecto Articulación Público Privada (APP). El tema a desarrollar es “Prospección de negocios, captura tecnológica del sector hortalicero para la cuenca del Ranco”. Bajo ese contexto el proyecto involucra varias actividades y una de las más importantes -que ya fue ejecutada- fue la gira tecnológica a la zona central, realizada por los equipos PRODESAL Y PDTI para conocer experiencias y nuevas tecnologías en Santiago y Maule. Estas experiencias van a ser aplicadas a los pequeños agricultores en la región de Los Ríos”.

El proyecto nace de la inquietud de algunos profesionales de Río Bueno de hacer efectivamente de la comuna una capital agrícola, bajo el contexto de capacitar a los agricultores para que puedan hacer su negocio agrícola más sustentable en el tiempo.

Talleres

Recientemente se efectuó uno de los talleres en la comuna de Paillaco llamado “Eficiencia energética en el cultivo de hortalizas”, dictado por Rodrigo Acuña, ingeniero agrónomo especializado en Horticultura y docente de la Universidad Austral.

Unos 50 pequeños agricultores llegaron desde la provincia del Ranco y Paillaco a este primer taller que se realizó en la comuna.

Respecto al taller, Acuña indicó: “nosotros tenemos que situarnos en una región que climáticamente no nos permite trabajar como en la zona central y tenemos que adecuarnos, existe la tecnología y el conocimiento. El no usar estas dos cosas induce a que la cadena de comercialización se rompa y la labor que tenemos nosotros como universidad es, precisamente, apuntar a esas condiciones y a esas falencias. El problema de faltas técnicas, el uso de esta tecnología y transmitir esta información, particularmente en este proyecto donde se está dando este tipo de charlas, contempla manejar también la parte económica para hacer un encadenamiento productivo que, en este caso, está favoreciendo a la gente de la cuenca del Ranco”.

El manejo de las condiciones climáticas es un factor crucial, señala el agrónomo, quien agrega que “nuestra latitud hace que tengamos menos cantidad de energía y tenemos que ser eficientes en poder capturarla. Ya tenemos resultados de la universidad que nos hablan que no es el problema el clima, sino cómo nosotros nos enfrentamos a él. También, por otra parte, el problema es de las personas que, durante otoño e invierno, dicen tener problemas de pérdidas productivas, asociado a que tienen problemas de pudrición. Si disminuye el crecimiento de las plantas, obviamente no resultan rentables. Por otra parte, en el verano también tienen dificultades pues se les florecen los cultivos y no pueden vender. La verdad es que todo eso pasa por un manejo y existe el avance tecnológico, el conocimiento está presente y es lo que está haciendo la Universidad y la Facultad de Ciencias Agrarias: buscando forma de transmitir su información e investigación a la gente para que pueda serle de utilidad práctica”.

Opinión de los asistentes

 

Luis Lobos Cuante, productor de hortalizas del sector Pitriuco, comuna de Lago Ranco señala: “He aprendido cosas que antes no sabía, sobre todo con los invernaderos. La verdad es que estaba cometiendo varios errores y entiendo ahora el porqué de varios problemas que tenía. Yo trabajo en hortalizas hace varios años y las comercializo en Río Bueno, en la feria. Ahí vendo mis papas, zanahoria, arvejas, etc. Espero que se sigan haciendo estos talleres para intercambiar experiencias y aprender nuevas tecnologías”.

Magaly Solís Ojeda, productora de hortalizas del sector Marriamo, comuna de Río Bueno, destaca: “Me pareció fantástico porque yo trabajo con las hortalizas. Para nosotros venir hasta aquí y aprender algo más será beneficioso si lo ponemos en práctica. Hay varias cosas que vimos en las que no estábamos muy bien, como el riego, en el caso mío. He aprendido hoy que el riego por goteo es más eficiente y mi proyección es tener un sistema de riego por goteo ahora. Así que este taller es espectacular para mí, porque aparte de producir hortalizas, yo también vendo mis productos en la feria”.

Por su parte, Alejandra Bartsch, técnico agrícola del Prodesal de la comuna de Paillaco, que trabaja en el área hortalizas y frutales menores dijo a nuestro diario: “Yo quiero resaltar la presencia en Paillaco de agricultores de los programas de Prodesal, aquí en nuestra comuna. La idea es profesionalizar a nuestros agricultores, mejorar muchos aspectos técnicos, quizás terminar con la estacionalidad marcada que tenemos acá, ganarle un poco al invierno y comenzar un poco antes la temporada de producción de nuestras hortalizas y así evitar esas hortalizas que vienen de la zona central. Creemos que tenemos la capacidad aquí para poder producir hortalizas en un buen nivel y poder entrar en los supermercados, fruterías locales, ampliar las fechas de entrega, etc. Tenemos un gran número de agricultores que están deseosos de aprender y participar. Creo que de esta forma vamos a ir mejorando la forma que los horticultores tienen de producir y comercializar su producción. La verdad es que este es un proyecto muy integral”.

Por su parte, Jorge Navarro, gerente de la consultora NOVO Empresas, ejecutora del proyecto. resaltó el carácter “emblemático” que para ellos tiene el mismo: “Nosotros manejamos pocos proyectos pero grandes. De esa manera nos especializamos y nos concentramos en lograr hacer un buen producto. En este caso, el proyecto lo hemos venido trabajando con las cinco municipalidades aproximadamente durante un año, de forma de potenciar nuestras capacidades. Nosotros trabajamos todo el tema de innovación y de valor agregado a los productos y las municipalidades tienen un gran semillero de emprendedores y unidades microempresariales, los cuales han atendido por muchos años. En ese contexto, nosotros planteamos la idea al municipio de Río Bueno. Ellos consideraron que el rubro hortícola podría ser un bastión de desarrollo y de mejora de la calidad de vida de los pequeños agricultores que estaban en los Prodesal y los PDTI. A partir de allí surgió la idea de poder generar un plan maestro de posicionamiento de la producción hortícola, sobre todo pensando que son productos que están en un ambiente rico, sano, limpio y pueden salir productos de muy buena calidad, con variedades bastante interesantes, etc. Generamos un perfil de un proyecto de posicionamiento para este rubro y una de las primeras actividades de este plan maestro es esta primera etapa, en el contexto de este programa que se llama ‘Prospección de negocios y captura tecnológica para el sector hortalicero’, orientado hacia los equipos técnicos de los programas Prodesal y PDTI”.

En el marco del proyecto se consideran dos jornadas orientadas a los hortaliceros, a cargo de docentes de la Universidad Austral de Valdivia: el ingeniero agrónomo Rodrigo Acuña realizó el taller “Eficiencia energética en el cultivo de hortalizas” y el jueves 11 de abril, en Lago Ranco, el profesional Víctor Moreira dictará el taller “Asociatividad, economía y comercialización”.

Este proyecto terminará el 19 de abril en Río Bueno, donde se realizará el evento final denominado “Primer encuentro de encadenamiento y comercialización productivo hortícola de la cuenca del Ranco”. La idea -señala Jorge Navarro- es llevar potenciales compradores como Unimarc, Sodecso y empresas de la zona para generar lazos con los agricultores y así gestionar posibles ventas a futuro.

 

 

 

@ER
Recent Comments