Diario Digital

Cerca de 200 personas participaron en marcha contra las eólicas en Valdivia

En la actividad, que coincidió con un nuevo aniversario del 12 de octubre, se entregaron las 46 observaciones ciudadanas al proyecto Ovejera Sur.

12 octubre 2021.- El conflicto por el parque eólico Ovejera Sur, que se pretende instalar en La Unión y Paillaco, ha estado en la agenda noticiosa y política de estas comunas, y ahora también se extendió hasta Valdivia, mediante la marcha que organizó la Agrupación ‘No a las eólicas’. La actividad se inició en la costanera de la capital regional, donde se reunieron representantes de los pueblos indígenas y ambientalistas.

La convicción de la gente es que este proyecto no verá la luz del día, porque esa energía limpia y sustentable no es otra cosa que nuevos conquistadores que están llegando a nuestros territorios, vendiéndonos ideas que destruyen tanto lo tangible como lo intangible”, aseguró el lonko Luis Llanquilef, quien se ha convertido en uno de los principales opositores al proyecto. El líder mapuche acusó a la directora del Servicio Regional de Evaluación Ambiental (SEA), Karen Bastidas, de ser lobista de mineras y salmoneras.

Dado que la marcha coincidió con el aniversario del inicio de la conquista española, muchos grupos indigenistas se sumaron a la convocatoria, además de dirigentes sociales venidos desde el Ranco.

No queremos que nos expropien 10 hectáreas de bosque nativos, lo que será un gran daño. Estamos rodeados de forestales, casi no tenemos agua, y con este proyecto será mucho peor. Espero que las autoridades nos den una solución”, señaló Noemí Aedo, presidenta de la Junta de Vecinos de Tres Ventanas de la comuna de La Unión.

Entre los presentes estuvo el concejal unionino Mario Ortiz de Revolución Democrática (RD) y su colega valdiviana, Natividad Manqui, de la misma tienda. “Es muy importante que las comunidades estén conscientes de los proyectos que nos amenazan constantemente y se cuide el patrimonio natural. Además, no se trata de que nos estemos quedando a oscuras, sino simplemente de hacer un buen negocio”, argumentó Ortiz.

La marcha avanzó hasta las oficinas del SEA, ubicada en calle Baquedano, donde entregaron las 46 observaciones ciudadanas al proyecto, que sigue en proceso de evaluación ambiental, instancia que determinará su viabilidad o rechazo.

@ER

Comments are closed.

Recent Comments