Diario Digital

Lonko Luis Llanquilef refuta pronunciamiento del municipio de La Unión sobre proyecto de parque eólico

El principal cuestionamiento del líder de la comunidad de Llancacura radica en la solicitud de consulta indígena que se hace a la empresa ejecutora, la que, de acuerdo al Convenio 169 de la OIT, tiene que ser realizada por entidades estatales.

13 septiembre 2021.- El pasado 9 de septiembre la Municipalidad de La Unión envió un documento a la dirección regional del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), en el que mencionaba distintos errores y omisiones en el Estudio de Impacto Ambiental realizado por los responsables del proyecto eólico Ovejera Sur.

Frente a esto, el lonko Luis Llanquilef quiso exponer sus observaciones al texto del municipio, en un documento al que tuvo acceso nuestro diario. En lo específico, la autoridad mapuche cuestiona la petición del municipio a la empresa a cargo del proyecto de una “consulta ciudadana a los pueblos originarios”. Llanquilef señala en el documento: “Considero que dicha indicación es completamente errática, solicitar al titular del proyecto, es decir Ovejera sur, la realización de una consulta ciudadana no procede jurídicamente y confunde lo que es una consulta indígena con una de carácter ciudadano”. Para fundamentar su planteamiento, la autoridad mapuche williche cita el artículo 6° del Convenio 169 de la OIT, que establece: “Los gobiernos (no el titular del proyecto) deberán consultar a los pueblos interesados, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas”.

Por lo anterior, Llanquilef señala que “es incomprensible … que la autoridad comunal lo avale con su firma”, en una crítica directa al alcalde Andrés Reinoso.

El lonko de Llancacura realiza luego una recomendación para subsanar los errores de planteamiento del documento elaborado por el municipio. Propone que se debe indicar que el proyecto ““altera monumentos, sitios de valor antropológico, arqueológico, histórico y en general, los pertenecientes al patrimonio cultural” de nuestras comunidades mapuches, indicados en el art. 11 inciso ‘f’ de la Ley 19.300”.

Esas indicaciones -sigue diciendo Llanquilef- son las que en el actual texto del Estudio de Impacto Ambiental de Ovejera sur presentado al SEA no existen, no están, no se contemplan y es ello lo que no gatilla por parte del SEA iniciar un Proceso de Consulta Indígena (PCI) con las comunidades mapuche y sus organizaciones representativas”.

Por eso, el lonko insta a que sea el propio municipio quien organice la consulta indígena, usando su atribución legal. “Para eso -dice- tiene que hacer suyo el reglamento de consulta, el DS 66 el que en su artículo 4 indica: “El presente reglamento se aplica a los Ministerios, las intendencias, gobiernos regionales, las gobernaciones y los servicios públicos creados para el cumplimiento de la función administrativa. Para los efectos de cumplir con la obligación de consulta los órganos constitucionalmente AUTONOMOS (como lo son los municipios) podrán sujetarse a las disposiciones del presente reglamento”.

En vez de solicitar que otros lo hagan, ella (la Municipalidad de La Unión) está en su pleno derecho de poderlo hacer. ¿Está esa voluntad? En este Estado winka ese será siempre mi punto de interrogación”, finalizó Llanquilef.

@ER

Comments are closed.

Recent Comments