Diario Digital

Inauguran en Liquiñe el primer invernadero en Chile calefaccionado con agua termal

El novedoso sistema se ubica en las Termas de Hipólito Muñoz y toma el calor directo desde fuentes termales, lo que permitirá calefaccionar mediante tuberías un invernadero de 70m2 y un secador de productos agrícolas y madera.

El proyecto es financiado por un FIC a través de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo y ejecutado por el Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes de la Universidad de Chile (CEGA).

08 junio 2021.- La zona cordillerana de la región de Los Ríos, específicamente la zona de Liquiñe en la comuna de Panguipulli, destaca por poseer un gran potencial geotérmico, debido a  las condiciones geológicas del valle de los ríos Liquiñe y Ranintulelfu, donde se ubican decenas de surgencias con temperaturas que van desde 20 °C hasta 82 º C, dando origen a las reconocidas termas, fuente turística y principal ingreso económico de la zona, por la gran cantidad de visitas que reciben desde Chile y turistas desde otras latitudes.

Conscientes de ese gran potencial, la Corporación Regional de Desarrollo Productivo (CRDP), se planteó el desafío de desarrollar una experiencia piloto de uso directo de energía geotérmica, con enfoque en el desarrollo económico local, dando paso al proyecto denominado «Implementación de un piloto de uso directo de geotermia, con enfoque productivo para la zona cordillerana de la región de Los Ríos”, que permitirá calefaccionar un invernadero y un secador de productos agrícolas con fuente termal. La iniciativa es ejecutada por el Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes de la Universidad de Chile (CEGA), a través del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FIC-R), del Gobierno Regional y su Consejo Regional, por un monto de $60 millones.

De esta forma y luego de 18 meses de trabajo con la comunidad e investigación, se llevó a cabo la inauguración del primer invernadero en Chile calefaccionado con agua termal y el segundo en Sudamérica, ubicado en las Termas de Hipólito Muñoz. Con sus 70 m2, permitirá el cultivo de hortalizas durante todo el año y de esta forma romper la estacionalidad y generar autonomía alimentaria a la comunidad local. Asimismo, se implementó un secador de productos agrícolas y de maderas.

Para el presidente del Consejo Regional, Juan Carlos Farías, “Es muy satisfactorio para el Consejo Regional estar viendo en terreno cómo se materializan las inversiones, en este caso, nos trasladamos hasta la localidad de Liquiñe para conocer los resultados de un proyecto del Fondo de Innovación para la Competitividad, que cuenta con una inversión de $60 millones y que tiene mucho futuro. Con la materialización de esta iniciativa podemos hablar, por ejemplo, de crear agricultura sustentable y de apoyar al desarrollo de la artesanía local, a través del secado de madera mediante la energía termal que aquí se genera y, que podría ser replicable para ir a mayor escala. Estamos muy contentos porque lo que hemos hecho desde el CORE a través de los fondos FIC está dando sus resultados”.

Al respecto el gerente de la CRDP, Ángel Beroiza, explicó “Nuestra región tiene un potencial geotérmico formidable, esa fue una de las conclusiones del estudio «Evaluación de los recursos geotérmicos de la región de Los Ríos», realizado por Sernageomin. Una de las expresiones más evidentes de lo anterior, es la existencia del mayor complejo termal de Sudamérica en nuestra región. Dicha característica reviste una tremenda oportunidad para el desarrollo sustentable, y es por esa razón que, gracias al patrocinio del Consejo Regional, ejecutamos esta iniciativa que buscó, en líneas generales, mostrar a la comunidad local otros usos y aplicaciones para la energía geotérmica, complementario al uso recreativo que se da a propósito de las termas, pero que identifica el potencial productivo que puede tener su uso racional en la agricultura y otros proyectos orientados a la mejora de la calidad de vida de los habitantes de esta zona cordillerana, como podría ser un futuro proyecto de calefacción distrital”.

PROCESO EXTRACCIÓN DEL CALOR

El Geólogo e investigador del CEGA, Diego Aravena, explicó que el proyecto consiste en tomar el agua que brota naturalmente, que sale a una alta temperatura, para luego hacerla circular por el interior del invernadero y secador. En la zona de las surgencias se construyó una cámara de cemento, para poder captar el recurso que sale de manera difusa y así es posible que se vaya acumulando. “Usamos una bomba hidráulica para distribuir el agua caliente a través de tuberías en el interior del invernadero. Luego el agua pasará por un intercambiador de calor para calentar aire, el que será distribuido. Por último, el agua se descargará a una zona aledaña al río donde puede ser aprovechado para bañarse”.

El investigador también destacó el hecho de que “Este proyecto tiene una tremenda relevancia, porque en Chile nunca se había implementado un sistema de uso director como este. Además, tendrá impacto muy alto para la gente que vive acá, que normalmente no puede auto cultivar lo que consumen, por lo tanto, de replicarse podría ayudar a que en zonas aisladas puedan cultivar sus propios alimentos y tener un mínimo de autonomía e independencia local. En segundo instancia, también reviste mucha importancia en el ámbito de la investigación, por lo innovador del proyecto, por ser el primero en Chile y el segundo en Sudamérica, por lo que nos encontramos muy a la vanguardia en relación al uso directo de la geotermia”.

El representante de las Termas Hipólito Muñoz, Daniel Riquelme, manifestó estar muy satisfecho con los resultados y también agradecido. Con respecto a las expectativas para un futuro, expresó que “Tenemos el sueño de incorporar un restaurante por el plus que le daría el tener todo fresco, cultivado y cosechado aquí mismo, a través de un proceso natural que es pionero en Chile, entregando un componente diferenciador a la parte gastronómica para el desarrollo de nuestra zona”.

Asimismo, precisó que “Tenemos como visión que en algún momento se pueda desarrollar mayormente esto y para abrir una ventana de trabajo para mucha gente de la zona. Principalmente por cómo se presenta el invierno aquí, donde se torna complejo desarrollar cualquier labor común y muy difícil tener puestos de trabajo en esta época. Ojalá lo puedan replicar en otros lugares, con otros termeros, donde exista el potencial para que vayamos generando trabajo, asunto complicado sobre todo hoy en día”.

INFOGRAFÍAS

En la oportunidad, también se instalaron infografías con el potencial geológico de la zona, con el detalle de las surgencias termales de Hipólito Muñoz, funcionamiento y el modelo de negocios asociado al invernadero. Esto pretende afianzar un trabajo de apropiación tecnológica con los usuarios directos, pero también entregar las herramientas para poder hacer la transferencia tecnológica con los actores claves que visiten el predio y que vean cómo está hecha la instalación, destacando las virtudes que tiene para una diversificación. Ahora además de tener termas, tendrán una producción hortícola propia.

ETAPAS DEL PROYECTO

El trabajo realizado estuvo en permanente seguimiento técnico y administrativo por parte de la CRDP, validando los avances en las diferentes etapas del proyecto. A su vez hubo un apoyo muy importante desde la SEREMI de Energía y Minería, así como el aporte especializado del Servicio Nacional de Minería (SERNAGEOMIN), para procurar el cumplimiento de las metas impuestas al comienzo de esta iniciativa.

Durante la primera fase del trabajo, se levantó información en la zona de Liquiñe, tanto a nivel técnico, económico como social. De esta manera se pudo determinar el sector idóneo para la implementación del piloto, es decir identificar el lugar con el mayor potencial de uso directo geotérmico, justificado sobre los antecedentes geológicos, geotérmicos, sociales y económicos recabados.

Desde la perspectiva geotérmica, se pudo identificar mecanismos que controlan el ascenso de agua caliente. Sistema de fallas geológicas del sector que cumple que un rol fundamental a través de redes de fracturas.

El componente económico es otro de los aspectos fundamentales a los que apunta este proyecto. Se realizó una revisión económica para determinar aquellos cultivos que son eficientes de producir con las características del lugar, considerando un plan de negocios posterior. En este aspecto se sumó la asesoría de profesionales del área de la agronomía, para así poder identificar los mejores cultivos para la producción y la manera en que se sembrarán y cosecharán de manera intercalada para obtener una producción eficiente, rentable económicamente y amigable con el medio ambiente.

@ER

Comments are closed.

Recent Comments