Diario Digital

La casa del abuelo»: un restaurant de Río Bueno que se reinventó y consolidó en pandemia

Exitoso emprendimiento supo reinventarse en período de pandemia y espera mantener el crecimiento cuando termine la crisis sanitaria. La iniciativa comercial cuenta con el apoyo permanente del Centro de Negocios Sercotec del Ranco.

11 mayo 2021.- Hijo y nieto de comerciantes, perteneciente a una familia con arraigo en Río Bueno desde principios del siglo veinte, Jorge Belnava Abdón decidió emprender hace casi dos años con un restaurant y cervecería ubicado en el centro de la ciudad de Río Bueno, a sólo una cuadra de la plaza, en una propiedad perteneciente a la familia, donde quiso hacer honor a quien se iniciara en el comercio en 1923: su abuelo. Por eso, decidió llamar a su local “La Casa del Abuelo”, porque está instalado en la que fuera la casa de la familia Abdón, en calle Pedro Lagos.

La idea era tener un local con una barra de lujo, con más de 50 marcas de cervezas nacionales e importadas, y con una carta gastronómica variada, que incluyera desde los sandwiches a las pastas, todo preparado con productos de la zona, comprando a proveedores locales y fabricando su propio pan, para dar una impronta y sello diferente a sus productos.

Al poco tiempo de partir, Jorge debió enfrentar la pandemia y, pensando que duraría poco tiempo, cerraron por tres meses, pero se dieron cuenta que debían seguir funcionando y reinventarse para salir adelante

“Nosotros partimos con un sistema de delivery, nos ordenamos bien, acotamos la carta a un funcionamiento en que nuestros clientes pudieran elegir la gran mayoría de productos, pero basados en una materia prima, que nos diera variedad, pero que fuera poco, de tal forma que no tuviéramos pérdida. Hicimos un estudio de mercado respecto a cuáles eran nuestros productos que más salían, con algunas cosas nuevas para cautivar a nuestros clientes, y seguimos con el delivery”, relata Jorge.

Aunque el proyecto inicial sufrió variaciones, de tal manera que de veinte trabajadores bajaron a cuatro, fueron capaces de enfrentar los tiempos turbulentos con creatividad, para lo cual habilitaron el sector de estacionamiento como una terraza, invirtiendo en una carpa de eventos y toldos.

“Yo hice una terraza espectacular en el estacionamiento, logrando reinventarme en un par de meses, la que tenía un aforo de 86 personas, y se nos produjeron filas de gente para entrar que llegaban de La Unión y Río Bueno, pero manteníamos las medidas de seguridad sanitaria, y salimos intachables en todas las inspecciones”, señala el emprendedor riobuenino.

Pero, según comenta Jorge, como era tan alta la demanda, colapsaron con la atención de público, por lo que decidieron ser generosos, abriendo las puertas a los emprendedores de food tracks.

“Le dimos oportunidades a otros comerciantes que tenían food track, le dimos un espacio para que pudieran también vender sus alimentos, ya que nosotros por la cantidad de gente y la concurrencia tan alta, colapsábamos con nuestra cocina”.

Esa apertura -según el emprendedor- le gustó al Centro de Negocios de Sercotec, lo que implicó que estén ahora proyectando una terraza de lujo, adaptada para atención en invierno y en pandemia, con todas las medidas sanitarias aplicadas, con una barra y con una carta que satisfaga a todos los clientes de la zona.

“Nosotros trabajamos con el Centro de Negocios Sercotec del Ranco, desde antes que partiéramos con la Casa del Abuelo (…) no creíamos en los proyectos, hasta que con la asesoría del Centro de Negocios logramos ir postulando y nos adjudicamos bastantes proyectos. Además, nos han apoyado en orientación, capacitación del personal y muchas otras cosas”.

Respecto al futuro, pese a estar cerrados estos días de cuarentena, Jorge Belnava señala que “por el momento podemos sobrevivir, porque la situación es crítica, no es fácil, porque las deudas aumentan. En todo caso, hago un llamado a los riobueninos para que cuiden su comercio local, que ayuden a mantenerlo, porque si la gente no nos apoya va a morir el comercio formal, y cuando pase la pandemia nadie se va a atrever a hacer nuevos negocios, porque las ventas en redes sociales y la venta informal nos ha afectado en este período”.

La Casa del Abuelo se proyecta como uno de los grandes emprendimientos que trascenderán más allá de la pandemia, gracias a la creatividad y tesón de la familia que decidió emprender y ha sabido reinventarse en tiempos de crisis.

@ER

Comments are closed.

Recent Comments