Diario Digital

Seis organizaciones culturales comunitarias de Los Ríos ejecutarán proyectos con fondos del Ministerio de las Culturas

A través de la convocatoria del programa Red Cultura, agrupaciones de Valdivia, Lanco y La Unión desarrollarán actividades de diagnóstico y fortalecimiento interno y su comunidad e iniciativas de apoyo y contención social desde la labor cultural comunitaria. 

27 enero 2021.-Un llamado a mirarse a sí mismas y detectar aquellas áreas que requerían mayor desarrollo para reforzar el aporte que realizan a sus públicos y los territorios en que se ubican hizo el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a las organizaciones culturales comunitarias del país. La invitación se materializó en la convocatoria pública para el Financiamiento de Iniciativas de Fortalecimiento de Organizaciones Culturales Comunitarias (OCC) 2020. Al llamado respondieron diez organizaciones de Los Ríos, de las cuales seis obtuvieron fondos que ejecutarán este 2021, para sostener espacios de participación, intercambio, integración y creación artística y comunitaria en contexto de emergencia.

 “A través de acciones como éstas, reconocemos el esfuerzo y el trabajo que estas agrupaciones han desarrollado en sus territorios durante la pandemia. Estos recursos servirán para apoyar actividades literarias, de artes escénicas, circo, música y multidisciplinarias, las que abordarán ámbitos diversos como medioambiente, iniciativas de patrimonio y folclor”, declaró la ministra de las Culturas Consuelo Valdés sobre la convocatoria que a nivel nacional obtuvo 53 postulaciones beneficiarias, pertenecientes a 39 comunas de 15 regiones del país.

Lanco, La Unión y Valdivia fueron las comunas cuyas entidades obtuvieron los fondos en la región, en las modalidades de Diagnóstico y fortalecimiento interno de la OCC y su comunidad (Intra-OCC), e Iniciativas de apoyo y contención social desde la labor cultural comunitaria (Extra-OCC).

Folclore poético migrante 

Grace Arango comenta que en la ONG Migrantes en Los Ríos están representados los cinco continentes, lo que sería una muestra de la multiplicidad de culturas que han hecho de su hogar las comunas de la región. Justamente, lograr que ese bagaje cultural no se perdiera, fue el objetivo del proyecto que se adjudicaron en la convocatoria de Culturas bajo el título “Folclore poético migrante en Los Ríos”.

“Vamos a ejecutar un proyecto que tiene que ver con todo el legado cultural que traen las poblaciones migrantes. Desarrollaremos talleres, un libro y material fotográfico. La idea es que los cinco continentes que estamos viviendo aquí en la región de Los Ríos dejemos un legado, y plasmar en un libro aquellos relatos que desde la infancia escuchamos, para, a través de él, contar de dónde venimos y lo que somos”, dice sobre la iniciativa que, además de relatos, incluiría cuentos, historia, canciones e incluso gastronomía, todo en formato digital y construido a partir de metodologías participativas virtuales.

“He conversado con otras organizaciones a nivel nacional y nos hemos dado cuenta que es muy importante, a través de la cultura, intervenir y entregar para conocer al otro que ya me está acompañando en la región y no es chileno. Yo creo que por ahí parte también el poder integrar estas comunidades”, señala.

El proyecto también es visto como una manera de promover la interrelación y comunicación entre la propia población migrante. “Estamos súper contentos, tanto el equipo de trabajo, la ONG, los mismos migrantes, y ahora los mismos niños, por empezar a trabajar. Este proyecto busca generar instancias de encuentro y difusión del material recopilado de tradición oral en niños y niñas de la comunidad, ofreciendo actividades y recursos para todas las familias migrantes que pongan en valor las distintas culturas y tradiciones”, precisa. 

 Comunidad en torno a humedal Angachilla  

 Acciones de sensibilización, construcción identitaria, difusión de información y articulación comunitaria incluye el plan de acción trazado desde Valdivia por el Comité Ecológico Humedal Angachilla.

El proyecto iniciará con un diagnóstico participativo del estado actual del vínculo entre el comité y la comunidad de los barrios aledaños al humedal, de unas 2 mil hectáreas de extensión y en proceso de convertirse en Santuario de la Naturaleza. Con esta información como base, la siguiente etapa será generar un plan para fortalecer la participación e involucramiento de esta comunidad en las iniciativas culturales sostenidas por el comité, así como una estrategia comunicacional efectiva.

“Con este proyecto venimos a reforzar el vínculo que tenemos como Comité Ecológico con la comunidad que vive aledaña al humedal, que lleva más de 10 años trabajando en este espacio, desarrollando arte, cultura, ciencia y educación. Buscamos generar un momento de mirarnos hacia adentro para poder planificar una estrategia que nos permita comunicarnos de mejor manera con la comunidad y, de esa forma, integrarla, para seguir desarrollando este espacio que nosotros consideramos que es también para el desarrollo de las comunidades”, afirma Francisco Paredes, coordinador del proyecto.

Las comunidades involucradas serán las que abarca la zona conocida popularmente como La Punta, que articula Villa Claro de Luna, población Los Ediles, Ampliación Los Ediles, Villa 2000, Los Alcaldes, una parte de Ampliación Los Alcaldes y Villa Alejandro Bernales, a lo que esperan sumar también Villa Galilea y Portal del Sol.

 Conociendo a las audiencias de Rock Valdivia 

“Necesitábamos generar proyectos colectivos y transversales más allá de un festival o de apoyar la postulación de un miembro de Rock Valdivia a algún concurso específico para grabar un disco o hacer algún tipo de presentación por streaming o ciclos de conciertos”, reflexiona Guido Ruiz, presidente de la Asociación de Músicos de Rock Valdivia. Esta idea fue la motivó su postulación al financiamiento de Red Cultura, que les permitirá contar con una plataforma web para interactuar con la comunidad regional y afianzar la identidad musical del territorio. 

“Se trata en buena medida de una página web a la antigua, pero a la vez es una plataforma de interacción donde podamos tener claro desde dónde se está interactuando con Rock Valdivia, cuál es la opinión de la gente, saber los intereses que tienen nuestras audiencias. Queremos generar una página web que sea una herramienta funcional, sobre todo en estos días de pandemia y distanciamiento social, para no perder el vínculo con el público, ya que no podemos tener el contacto directo que había antes. Se trata entonces de sacar energía positiva de algo que ha sido tema”, complementa Ruiz, dando cuenta de una situación que, dice, ha afectado social, económica y emocionalmente al sector de la música creativa de Los Ríos.

“El interés del músico creador, en un comienzo, es que la gente de su medio conozca su música; primero los amigos, después un pequeño público, gente de su localidad, de la región, como mucho, salir un poco fuera de las regiones. Pero ahora hay una posibilidad de potenciar la globalización con las plataformas de streaming. Uno no se imagina de dónde lo están escuchando, entonces buscamos ser conscientes de aquello; es decir, vamos a generar una plataforma que esté vinculada a los Spotify o a los Apple Music de la gente, a los videos de YouTube, porque ya no es la página web de antes, ahora hay una explosión de plataformas para globalizar esto”, sostiene.

Fortalecimiento de Mundo Libre de Lanco 

La última versión del Festival de Cine Infantil Pichikeche arrojó cifras que, a sus organizadores -Mundo Libre-, les dio qué pensar. “En la plataforma web que diseñamos tuvimos gente de la región de Los Ríos y de Lanco, pero tuvimos más de otras regiones y del extranjero. Eso fue como un tirón de orejas; es decir, algo no estábamos haciendo bien si llegábamos más a fuera, que a nuestro propio territorio”, parte diciendo su director desde Lanco, Rolando Carileo.

Este análisis sirvió para dar cuerpo al proyecto que resultó beneficiado, concebido como una herramienta de apoyo interno y basado en tres puntos esenciales: Fortalecimiento dentro del territorio, ordenamiento y coordinación del equipo de trabajo y fortalecimiento de los proyectos. “Me di cuenta que hacíamos cosas de forma intuitiva. Yo no tenía idea del concepto cultura dentro de una organización, cómo enforcarnos a dividir bien los roles dependiendo de los proyectos que vayan saliendo, cómo atomizar un poco; es decir, sale un proyecto, distribuyamos la carga de trabajo, por ejemplo”, afirma.

Esta mirada introspectiva incluyó la revisión de las carpetas de todas las versiones de Pichikeche y de Mundo Libre desde el 2009, análisis que estuvo a cargo de un sociólogo, quien se ocupó de organizar y estructurar. “Nosotros tenemos una base teórica que es como la metodología de nuestros proyectos, pero este profesional nos fue entrevistando uno a uno a todos los integrantes de la organización para ordenar esta estructura metodológica”, comenta.

Al final, reflexiona: “Nunca nos damos el tiempo de sentarnos y decir qué hicimos, qué salió bien, qué salió mal; o sea, hay cosas que fuimos resolviendo sobre la marcha, pero hay otras cosas que se van quedando y que no da tiempo para analizar”.

 Viaje musical por el río Bueno 

“Exploración sonora en las aguas del río Bueno” es el nombre del proyecto que se adjudicó la Agrupación Juvenil de Los Ríos, con sede en La Unión, y que con el financiamiento del Ministerio de las Culturas trabajará con distintas disciplinas para lograr un producto musical con agregados de valor patrimonial, literario y audiovisual, para potenciar su difusión presencial y digital en el público regional que tiene la agrupación.

Sus impulsores definen el proyecto como “un viaje desde el nacimiento del río hasta su conexión con el mar y donde la experimentación significa conocer el río para poder componer obras musicales con identidad territorial”. “Este proyecto propone conectar el público musical con el patrimonio como una memoria creativa, experimental, abierta para todos. El resultado une conocimientos clásicos de la música y la literatura con modernos dispositivos para registrar sonidos, imágenes y transmisión a través de las redes de internet”, agregan.

En específico la iniciativa se traducirá en la composición de cuatro piezas musicales en formato de banda de rock. Se realizarán cápsulas de introducción a las composiciones musicales en base a paisajes sonoros, crónica literaria y registro audiovisual. Finalmente, se difundirán las obras musicales compuestas en estrenos por streaming y redes sociales.

Creación teatral desde la costa valdiviana 

Desde el sector costero de San Ignacio surge el Programa de Formación y Creación Artística con Identidad Territorial, que impulsará el Centro Cultural Teatro a Tierra. El proyecto se divide en tres etapas, cuyos resultados incluirán un microdocumental del proceso de recolección y tejido del voqui pil pil con la artista local Magdalena Contreras, de la comunidad indígena Quinan Chicuy, el que, según indican sus impulsores, tendrá un enfoque educativo y de transmisión de conocimiento.

Un taller de muralismo dirigido por el artista Rodrigo Gainza proveerá de una fachada para el centro cultural, teniendo como elemento principal los elementos identitarios que surjan a partir de los relatos de los propios vecinos y vecinas. Finalmente, el equipo encabezado por Damián Gallardo e integrado por María Belén Rojas y Yessenia Aedo trabajarán en la creación de un texto dramático y una lectura dramatizada que incluye un proceso abierto de formación de actuación con foco local.

@ER

Comments are closed.

Recent Comments